Río 2016-atletismo: Caster Semenya se coronó en los 800 metros y avivó la polémica por su aspecto de hombre