La hora más triste de McLaren

Hamilton confía en hacer un papel tan bueno como éste en 2008, a la vez que Alonso, mientras se estudiaba el reclamo a Williams y BMW, sostuvo: "Se me caería la cara de vergüenza si se ganara el título con esa protesta"
(0)
22 de octubre de 2007  

SAN PABLO.- McLaren vive su hora más triste. A la quita de todos los puntos en la Copa de Constructores por el tema del espionaje, ayer le sumó la pérdida del Mundial de conductores, en el que sus dos pilotos llegaron primero y segundo a la prueba decisiva y se quedaron con las manos vacías. "Haber estado luchando toda la temporada por el campeonato de pilotos y no poder ganar el título en esta última carrera es obviamente muy decepcionante. Sin embargo, el equipo sólo puede sentirse muy orgulloso de todos sus logros esta temporada y la forma en la que los consiguió. Llegar a la última carrera de la temporada con los dos pilotos con opciones de ganar el título da fe del duro trabajo y dedicación de todo el equipo a lo largo de este año tan complicado", fue el monólogo de Ron Dennis, patrón de la escuadra tras la frustrante jornada.

Lewis Hamilton, en cambio, se negó a sentirse desalentado pese a haber perdido de manera casi dramática su primera corona y prometió volver a la carga el año próximo. El inglés llegó aquí como líder del Mundial con cuatro puntos de ventaja sobre su compañero de equipo, el ahora ex bicampeón mundial Fernando Alonso. Pero el novato inglés terminó 7° en la calurosa tarde de Interlagos y fue superado en puntos por Kimi Raikkonen

"Fue un año de locos y honestamente no puedo decir que esté realmente desanimado. No lo estoy", dijo Hamilton. "Terminé segundo en el Mundial y derroté a mi compañero en circunstancias extremadamente difíciles. Vencí al bicampeón mundial", destacó.

"Confío en que el año próximo tendré un buen auto y podré hacer un buen trabajo o un trabajo aun mejor (...) Estaremos mejor preparados. El equipo continuará presionando, yo continuaré presionando... Ahora tenemos más experiencia y podemos empezar de nuevo", comentó. "Llegué a la competencia pensando que, sin importar lo que pasara, había sido un año tremendo. ¿Quién habría imaginado que estaría al frente del campeonato hasta la última competencia?", agregó, y no olvidó el reconocimiento al nuevo rey: "Kimi cumplió una tarea fantástica durante toda la temporada, condujo muy, muy bien hoy y merece el título", concluyó Hamilton.

Por su parte, Fernando Alonso, mientras la FIA investigaba si sancionaba o no a los Williams y a los BMW, dijo que si su compañero de equipo ganaba el Mundial por el reclamo, se lme "caería la cara de vergüenza, sería una falta de respeto". Alonso comentó que "el que tiene más puntos es un justo campeón", y agregó: "Si Hamilton ganara la protesta presentada por McLaren, se me caería la cara de vergüenza, sería una falta de respeto". En declaraciones a la Cadena Ser, el asturiano señaló que "si le dieran el título a Hamilton, terminarían de hundir este deporte, sería un escándalo", si bien luego no fue así.

Sobre su resultado final, expresó: "Es, por supuesto, decepcionante, pero ya sabíamos que iba a ser difícil poder ganar la carrera y el Campeonato. A principio de temporada ya dije que todo iba a estar muy igualado y que se iba a llegar a Brasil con todo sin decidir. Esperaba que finalmente todo se decidiera a mi favor, pero no fue así y tengo que aceptarlo". Resultó, qué duda cabe, el día más triste del equipo de Woking.

  • Ahora, Dennis quiere retener a Fernando Alonso

    Ron Dennis anunció sorpresivamente que intentará que el español permanezca en el team británico, ante las versiones que indican el regreso de Alonso a Renault. "Vamos a sentarnos con Fernando para intentar su permanencia en el team", dijo Dennis tras el GP.
  • Sonrisas frente a la camara

    Pilotos, mecánicos y el resto del personal de Ferrari posaron para la clásica foto con la que el campeón cierra cada temporada; esta vez fue en los boxes de Interlagos.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.