Basquetbol. Mar del Plata vibró al ritmo de Montenegro