Jorgelina Guanini y Alberto Palmeta se abren camino afuera: los objetivos más allá de la pandemia y de fronteras cerradas

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
Alberto Palmeta está radicado desde fines de 2018 en West Palm Beach, una localidad de Florida donde perfeccionó sus estudios de educación física.
Alberto Palmeta está radicado desde fines de 2018 en West Palm Beach, una localidad de Florida donde perfeccionó sus estudios de educación física. Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
(0)
14 de agosto de 2020  • 23:59

La emigración laboral es una opción tan compleja como sufrida para quien la asume. Llena de sueños y proyectos. Bañada de soledad y carencias afectivas. Sensaciones que terminan siendo indiferentes para aquellos que tienen un objetivo primordial en la vida. Desafiando todo, hasta las cercanías pandémicas. Tales los casos de dos jóvenes argentinos: Jorgelina Guanini y Alberto Palmeta.

Guanini tiene 28 años y es campeona mundial de los supermoscas (FIB). Está radicada en Calpe, hermosa región costera de Alicante y extraña aún la extensión y el viento de las playas de su Necochea natal; mientras que el bonaerense Alberto Palmeta, a los 30 años, trata de superarse a diario, como hombre y boxeador. Su campaña va logrando rol de fondista en Estados Unidos y hoy peleará como tal -por primera vez- en el exterior.

Jorgelina, a quien todos conocen como "J", pudo ser la primera boxeadora argentina en volver al cuadrilátero en épocas de Covid-19. La abrupta cancelación del festival del 1° de agosto pasado en Bilbao, en donde combatiría con "La Guerrera" Garrobo, significó una gran decepción anímica y deportiva.

Inactiva desde el 15 de junio de 2019, cuando retuvo su corona empatando con Micaela Luján, en Buenos Aires, no encontró aún el despegue esperado. Consagrada en una pelea inolvidable ante Dévora Dionicuis, en 2018, en Concordia, no halló conformidad en los distintos representantes locales y buscó refugio en España, tratando de elevar el nivel de los mismos. Primero, en la empresa de "Maravilla" Martinez -sin éxito- y luego emigrando hacia México, para firmar contrato con la empresa Zanfer, que preside Fernando Beltrán y en la que militan figuras como los aztecas Jaime Munguía y Miguel Berchelt. Y todavía no halla lo que busca.

Jorgelina Guanini, de Necochea a Alicante; es campeona mundial supermosca de FIB.
Jorgelina Guanini, de Necochea a Alicante; es campeona mundial supermosca de FIB.

Su vida de mesera en la noche alicantina la lleva a opinar, además, sobre la calidad de los turistas, de pintas, cervezas artesanales y de su conversión: de moza a boxeadora. Tal si aflorase de una canción veraniega de Joaquín Sabina.

Su nuevo técnico es Jesús "Xule" Rodríguez y es compañera de Catherina Tanders, noruega y campeona mundial interina (AMB). Su récord de nueve victorias, una derrota y dos empates, requiere de un movimiento mucho más activo. Y está deseosa por lograrlo.

En tanto, Alberto Palmeta pasa sus días muy tranquilos en West Palm Beach, Florida. Allí vive desde fines de 2018. Escaló en el profesionalismo y gestó un récord legítimo de 17 victorias (9 KO) y 5 derrotas desde su debut en 2013 con licencia WBS-AIBA. Sus dos victorias sobre el venezolano Gabriel Maestre y el puertorriqueño Brian Ceballo le otorgan una reputación válida, pero poco difundidas en el ambiente.

Agudizó en Estados Unidos sus estudios de idioma y elevó su graduación en Educación Física, con una diversidad de cursos preparatorios. No perdió el tiempo y lejos de papá, mamá y la "casa grande" firmó contrato con la empresa Payne Boxing.

Boxeará esta noche, bajo la promoción de Cristy Martin, ilustre ex campeona mundial. Peleará frente al neoyorquino TreSean Wiggins, un probador de 11 exitos, 4 reveses y 3 empates, por un título regional. Palmeta, se proyecta como claro favorito. La pelea de diez asaltos se llevará a cabo en Daytona Beach, Florida y televisará TyC Sports a partir de las 21.

No hay fronteras ni límites cerrados cuando los jóvenes tienen un horizonte sano, claro y fuerte frente a ellos. No hay pestes ni largas distancias. Saltan la soga, solos y en silencio. Jorgelina y "Beto" saben que algún día podrán volver a hacer mucho ruido.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.