El desafío: las figuras van por el título que defiende Angel Cabrera

Los mejores jugadores de nuestro país, junto con varios extranjeros de buen nivel, pondrán en juego a partir de hoy el certamen más prestigioso de América del Sur; además del Pato estarán Romero, Cóceres, Vicente Fernández y Ricardo González
(0)
28 de noviembre de 2002  

Se hizo esperar, pero llegó. Después de casi 20 meses vuelve el más convocante de los certámenes de América del Sur, el Abierto de la República Argentina, en la realización N° 97 de su rica historia. Un campo tradicional y centenario como el Hurlingham Club fue el elegido para recibir a los mejores de nuestro país y a varios destacados del extranjero buscando cerrar el año bien arriba.

Angel Cabrera fue el último en levantar el trofeo en abril de 2001, cuando el certamen formó parte por primera vez del calendario del Tour Europeo. Fue el primer grito del cordobés en ese circuito y el comienzo de un paréntesis en la relación de los organizadores argentinos y los europeos, propiciada principalmente por la difícil situación de nuestro país.

Ese vínculo continúa y promete retomarse próximamente, pero lo cierto es que el Abierto argentino continúa y tiene un peso propio y una historia que impiden detenerlo. Basta apenas un dato para sostener su prestigo: es el séptimo Abierto más antiguo del planeta después del Británico, el de la India, el de Estados Unidos, el australiano, el sudafricano y el canadiense.

Desde el 7 de septiembre de 1905, cuando en el Buenos Aires Golf Club el escocés Mungo Park derrotó a un reducido field en el que sólo había dos profesionales, el Abierto se fue abriendo camino en la lista de las grandes citas golfísticas. Desde entonces se destaca como una de las grandes citas deportivas del año en la Argentina, independientemente de la situación y la mayor o menor calidad de sus participantes.

El par 70 del Hurlingham Club es una incógnita. Hace 14 años, Miguel Fernández marcaba allí el score más bajo de la historia del Abierto, aprovechando un campo con pocas defensas ante un jugador inspirado. Pero las condiciones cambiaron para esta oportunidad y con las modificaciones en algunos hoyos, el rough alto y los greens más duros, el desafío parece ser de más cuidado.

Una vez más, la atracción será ver la lucha entre los argentinos de mejor nivel después de otro año con protagonismo en los circuitos internacionales. Desde que Vicente Fernández interrumpió en 2000 un década de victorias extranjeras, los profesionales de nuestro país parecen haber recuperado la hegemonía.

Eduardo Romero tiene una deuda interna con este certamen, que sólo lo vio ganador en una oportunidad, en 1989. Demasiado poco para un jugador que se mantiene en lo más alto de nuestro golf desde hace casi dos décadas. El Gato viene de una temporada notable y sabe que puede torcer esa historia complicada en el torneo.

Puede, Cabrera, puede José Cóceres, que se sumó a último momento puede Ricardo González, definitivamente instalado entre los mejores de Europa, pueden los extranjeros con nombre propio, como Carlos Franco o Scott Dunlap, y los desconocidos que llegarán con el plantel del Tour de las Américas. Y también puede Vicente Fernández, que aún con sus problemas físicos, tiene un pequeño-gran objetivo: alcanzar las nueve victorias del Maestro Roberto De Vicenzo, el máximo ganador de la historia.

Los resultados del Pro-am

El equipo conformado por el profesional Raúl Fretes y los aficionados Orlando Rincón, Santiago Mulvani y Tristán Briano se adjudicó el Pro-am realizado ayer en el Hurlingham Club, con un score de 56 golpes. Segundos, con 57, quedaron Ernesto Rivas (prof.), María Julia Caserta, Ricardo Jurado y Luis Obarrio, y 3os, con 59, finalizaron Eduardo Romero (prof.), Juan Marenco, Alberto Mancini y César Pueyrredón.En la clasificación individual, el ganador fue Eduardo Argiró, con 67 golpes, seguido por Ricardo González, Raúl Fretes, José Cantero y Ariel Cañete, todos con 68.

Los protagonistas

Angel Cabrera

Aun con altibajos, el cordobés redondeó otra temporada en alto nivel y es un gran candidato a retener el título que ganó el año último en el Jockey Club. Se consagró en el Abierto Internacional Benson & Hedges, su primer torneo en Europa, y finalizó 13° en la lista de ganancias, además de conseguir un lugar en el PGA Tour norteamericano para el año próximo.

Eduardo Romero

A los 48 años viene de concretar una de las mejores temporadas de su carrera. Ganó el Abierto de Escocia y sus buenas actuaciones en el Tour Europeo le permitieron alcanzar el mejor lugar (5°) de un argentino en el Orden de Mérito del Viejo Continente. Aunque siempre tuvo dificultades para obtener este certamen (sólo ganó en 1989), el Gato es siempre candidato.

Vicente Fernández

Después de un año difícil en lo personal y en lo profesional, el Chino reunirá todas sus fuerzas para encarar con todo este Abierto. Es, después de Roberto De Vicenzo, el más ganador en este certamen, y con una victoria más alcanzaría la marca de nueve títulos del Maestro. Su victoria en 2000 demuestra que nunca hay que descartarlo entre los favoritos.

Ricardo González

Definitivamente consolidado en el Tour Europeo, el correntino tiene la calidad y la capacidad necesarias para aspirar a un triunfo que persigue desde hace rato. Ya ganó en el Viejo Continente, pero un título importante en nuestro país es una de sus cuentas pendientes. Este año obtuvo un valioso 28° lugar en el Orden de Mérito.

José Cóceres

El chaqueño apareció a último momento para enriquecer el plantel de jugadores argentinos. No tuvo un año tan productivo como el anterior en el PGA Tour, pero de a poco va recuperando su mejor nivel tras la lesión en la muñeca izquierda. Nunca ganó el Abierto y ésa es una deuda personal que intentará pagar en el Hurlingham Club.

Carlos Franco

Un jugador de gran jerarquía, a pesar de su bajón en las dos últimas temporadas en el PGA Tour. Tres títulos en el circuito más importante del mundo son un antecedente de sobra para ubicar al mejor profesional paraguayo en la lista de los jugadores para seguir con atención. Sólo tiene dos éxitos en nuestro país y quiere más.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.