EL MAGO CORIA

Ganó en Brasil y cerró su mejor quincena
(0)
30 de octubre de 2000  

SAN PABLO.- Guillermo Coria sigue creciendo en el circuito profesional. El juvenil santafecino no detiene su marcha arrolladora en la Copa Ericsson y ayer se consagró campeón en San Pablo, la etapa brasileña de este circuito de challengers.

Coria, de 18 años, derrotó al alemán Tomas Behrend por 7-5 y 6-1, en una hora y 24 minutos. El Mago de Venado Tuerto -oriundo de Rufino- disfruta de una excelente racha en la Copa Ericsson, ya que la semana última ganó la etapa de Lima, tras vencer al costarricense Juan Antonio Marín en dos sets.

El partido fue duro para Coria, que acusaba el cansancio acumulado a raíz del trajín de las últimas dos semanas. El argentino no tuvo un comienzo sencillo. Behrend le quebró el servicio y se puso rápidamente 2-0 arriba. Con esfuerzo, el juvenil se adelantó 5-3, con su saque, pero no pudo definir el set. El alemán igualó en 5-5 y en ese momento Coria se adueñó del partido. Se llevó el primer parcial por 7-5 e impuso su juego con facilidad en el segundo, para convertirse en el campeón del torneo.

Ahora, el argentino suma 10 victorias consecutivas en la Copa Ericsson y lidera las posiciones del ranking para la Gran Copa Ericsson, una suerte de Masters de esta serie de torneos, que se jugará en Río de Janeiro en diciembre próximo.

Por esta victoria, Coria, 131º del ranking, obtuvo 14.400 dólares de los 100.000 que otorgó el torneo, además de 75.000 millas de Delta Airlines y 70 puntos ATP, que desde hoy lo colocarán cerca del puesto 110 del escalafón mundial; un notable progreso, teniendo en cuenta que el santafecino comenzó el año 725º en la clasificación.

Casi tres años pasaron desde que Coria obtuvo su primer triunfo importante, cuando ganó el Orange Bowl, en 1997. Al año siguiente se sumergió en el circuito juvenil, participó de Roland Garros y del US Open, y además logró la medalla de oro en los Juegos Mundiales Juveniles, realizados en Moscú, junto con el cordobés David Nalbandian. También en 1998 hizo su debut en la primera Copa Ericsson, gracias a una invitación especial que le otorgaron los organizadores.

En 1999 llegó su momento de mayor gloria cuando se llevó el trofeo junior de Roland Garros, en una final argentina que le ganó a Nalbandian. Y precisamente con el cordobés obtuvo el título de dobles en el US Open, también en esa temporada.

El 2000 fue el año en el que Coria se metió de lleno en el profesionalismo, alternando challengers con torneos grandes. Fue destacable su labor en Roland Garros, en donde superó la etapa clasificatoria y se metió en el cuadro principal, llegando a la segunda rueda, perdiendo en cuatro sets con el sudafricano Wayne Ferreira.

También alcanzó las semifinales de los challengers de San Luis Potosí, en México, y de Montauban, en Francia.

La fiesta argentina en San Pablo se completó con la victoria de Mariano Hood y Sebastián Prieto en el dobles. Vencieron a Behrend y al español Germán Puentes por 6-3 y 7-6 (8-6) en una hora y 25 minutos y lograron un cheque por 6200 dólares.

La Copa Ericsson continuará la semana próxima en Santiago, Chile, tras siete días de intervalo en los que se disputará un challenger en Ecuador. Coria, que regresó al país anoche, aprovechará este parate para descansar en su Venado Tuerto natal y recuperar fuerzas. Para encarar, luego, la segunda parte de esta gira, en la que quiere demostrar que su tenis ya no es una promesa, sino una realidad.

"No me doy cuenta de lo que logré"

SAN PABLO.- En las palabras que dirigió al público paulista después de recibir el segundo título consecutivo en la Copa Ericsson, Guillermo Coria reconoció que estaba muy cansado y que sólo quería llegar a su casa para dormir. Por eso anunció que se tomará una semana de descanso antes de viajar a Santiago, para retomar la competencia.

Mientras firmaba autógrafos y fotos, caminando con dificultad hacia los vestuarios del Clube Paineiras, de Morumbí, por los callos que lo siguen molestando, el argentino analizó sus dos semanas de competencia sin derrotas:"Estoy muy contento, pero creo que todavía no me di cuenta de lo que logré. De todas maneras, se siente bien estar dos semanas invicto. La victoria en Perú fue muy especial porque fue la primera grande que conseguía. Pero la de hoy (por ayer) también fue valiosa por la forma en que la conseguí:cansado y luchando en la cancha".

"Creo que el factor decisivo de este triunfo fue mi consistencia. No saqué bien en los primeros juegos, pero me fui asentando de a poco. En el balance, jugué más sólido que mi rival, que cometió errores en momentos clave", agregó Coria.

También se refirió a su veloz ascenso en el ranking mundial, que lo coloca a un paso de meterse entre los 100 primeros. Así, sigue los pasos de Squillari y Zabaleta después de disputar la Ericsson en 1998:"Es increíble. Comencé la temporada con el objetivo de terminar entre los 200 primeros y ahora la gran posibilidad de quedar entre los 100 para entrar directo en el cuadro del Abierto de Australia es concreta".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.