$ 2000 millones y 87.000 votantes: la elección en Boca repercutirá hasta en la Casa Rosada

Claudio Tapia y Daniel Angelici, en otros tiempos, cuando el presidente de Boca era protagonista principal de la alianza que gobierna la AFA.
Claudio Tapia y Daniel Angelici, en otros tiempos, cuando el presidente de Boca era protagonista principal de la alianza que gobierna la AFA. Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Alejandro Casar González
(0)
22 de noviembre de 2019  • 02:03

Con 87.731 socios en condiciones de votar, Boca tiene más electores que Río Grande o Ushuaia, en Tierra del Fuego. Cada uno de los votos decidirá cómo se manejará un presupuesto superior a los $2 mil millones, cuya porción más grande se dedica al fútbol profesional. La elección xeneize repercutirá puertas adentro y definirá el modelo de club que pretenden sus asociados. Pero, sobre todo, tendrá efectos colaterales hacia afuera: en la AFA, en la Superliga y en Balcarce 50.

La Bombonera es la sala de partos del macrismo, nacido un domingo lluvioso hace 24 años. Mauricio Macri no quiere perder ese bastión de poder, allí donde comenzó todo. Por eso había pensado en candidatos con peso propio antes de definirse por Christian Gribaudo, ex secretario general del club, y el presidenciable con menor antigüedad como socio de los tres que se presentarán el 8 de diciembre. Macri quiso a Gustavo Ferrari, ministro de Justicia bonaerense, en la línea sucesoria de Daniel Angelici. María Eugenia Vidal, gobernadora del distrito más importante del país, no lo soltó. Pensó también en Andrés Ibarra, un ejecutivo que ya había acompañado al ingeniero en el club. Pero no se dio.

Gribaudo, responsable de previsión social en la provincia de Buenos Aires, tuvo el terreno despejado. El problema era que muchos socios e hinchas de Boca no lo conocían. Se organizaron campañas agresivas de marketing por teléfono y por internet. Nunca hasta ahora le había resultado tan difícil al macrismo encontrar un candidato que diera garantías. Hasta el propio Angelici supo usufructuar la popularidad que le significó ser "el tesorero que le bajó el pulgar a Riquelme". En la línea de tiempo de Boca, Angelici fue candidato mucho antes que Gribaudo.

Si el macrismo cae, Angelici perderá su aura en la AFA. Paradojas del destino: el todavía presidente xeneize fue el reaseguro de Ascenso Unido para ganar las elecciones de 2017. Esa alianza, en rigor, se había gestado dos años antes. Angelici, con la venia de Macri, había evitado el zarpazo definitivo de Marcelo Tinelli en la AFA. Esa misma AFA, ahora, pospuso su asamblea ordinaria. La hará el 12 de diciembre en el predio de Ezeiza. Cuatro días después de las elecciones en Boca. Cuatro días después de que ese "Tano querido" con el que se daban abrazos quede, quizá, vacío de poder.

La AFA de Tapia y su mano derecha, Pablo Toviggino, entiende que ya no necesita a Angelici y que puede caminar sin él. Cree que si gana Jorge Amor Ameal (un "peronista no kirchnerista" como él mismo se define) Boca se acercará a la AFA por "pura afinidad". Le harán un lugar, claro. Pero no tendrá ni cerca el poder de Angelici en 2017, cuando negoció nombre por nombre con Ascenso Unido los cargos en el organigrama de la AFA.

Además de empresario del juego, Angelici también se puso el traje de vocero de su amigo Mauricio en cuestiones del fútbol. Les adelantó a sus colegas dirigentes cuáles eran las intenciones del gobierno de Cambiemos en relación a los clubes. Les habló de la igualdad previsional y los puso al tanto varias veces de los desfasajes que creaba el ya famoso decreto 1212 firmado por Eduardo Duhalde en 2003. En algún momento hasta mantuvo conversaciones sobre la apertura hacia las sociedades anónimas deportivas, aunque nunca se trató el proyecto en el Congreso.

Un Angelici sin poder tendría beneficios para la AFA. Y uno de ellos sería desactivar "el teatro de operaciones del Tano", como llaman algunos por lo bajo a la Superliga. Los dirigentes más tradicionales (y más tapistas) entienden que la liga forma parte del ideario macrista. "La caída de Angelici sería un paso más hacia el fin de la Superliga", razonan en la calle Viamonte. Están convencidos de que volver a centralizar el fútbol generaría un mejor reparto de los ingresos. Para ellos, el cambio cultural que dice querer imponer la Superliga fracasará. Y por eso quieren volver a una AFA "más artesanal", donde la máxima autoridad "sea dirigente y no un CEO".

La Superliga tiene ejecutivos relacionados con Boca, como Matías Ahumada (tesorero del club xeneize), pero son River y San Lorenzo los que ocupan los cargos políticos: las dos vicepresidencias. Si Macri-Angelici-Gribaudo pierden las elecciones habrá que ver qué ocurre con los "hombres del Tano" que trabajan en Puerto Madero, donde está la sede de la Superliga. Como sea, la de Boca será una elección que mirarán todos los presidentes de los clubes de primera. Después de todo, en cada reunión de comité ejecutivo, la voz de Angelici solía ser de las más escuchadas. Hablaba por él y, a veces, por Macri. Uno se irá el 10 de diciembre. El otro depende de una elección que adquiere casi tanta importancia como la de una capital provincial.

Denuncia y conferencia

El equipo jurídico del Frente "Juntos por Boca", que lleva la formula Jorge Ameal-Mario Pergolini, presentará esta tarde una denuncia en relación a diversas irregularidades halladas en el padrón de socios de Boca habilitados para votar en las elecciones del próximo 8 de diciembre. Ameal participará en calidad de asistente. También trascendió que los fiscales de mesa podrían impugnar el voto de aquellos socios que concurran a los comicios a votar con la camiseta Nº 10 que solía utilizar Riquelme, por entender que es un voto cantado.

Tras el anuncio de Riquelme, habla Angelici

El presidente de Boca hablará ante los medios, en lo que podría ser su última conferencia de prensa antes de dejar su cargo.

Se espera que desde las 12, en la Bombonera, el dirigente se refiera al anuncio que hizo Juan Román Riquelme anteayer, cuando confirmó que acompañará a la lista liderada por Jorge Ameal y Mario Pergolini, y que dejó descolocado al oficialismo rumbo al 8 de diciembre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.