Bundesliga: en qué anda el torneo que hoy regresa y será examinado por el mundo

En el regreso de la Bundesliga, Borussia Dortmund recibirá a Schalke 04 con sus tribunas vacías
En el regreso de la Bundesliga, Borussia Dortmund recibirá a Schalke 04 con sus tribunas vacías Fuente: AFP
(0)
15 de mayo de 2020  • 22:35

Vuelve el fútbol de las grandes ligas europeas y es la Bundesliga la que marca el camino, tras poco más de dos meses sin partidos por la pandemia de coronavirus y con un estricto protocolo de seguridad. Este sábado, el reinicio agrupa seis de los nueve encuentros de la 26ª fecha, con cinco en simultáneo a las 10.30 de la Argentina. El principal será el de Borussia Dortmund, ubicado segundo en el torneo, y Schalke 04, su clásico rival, mientras las miradas del mundo estarán puestas en que no habrá espectadores en ningún caso y hasta 322 personas en el estadio por partido.

A falta de nueve fechas para la definición de la temporada 2019/2020, hay cinco equipos que tienen posibilidades matemáticas de quedarse con el título de campeón. La primera categoría del fútbol alemán retoma su actividad con Bayern, de Múnich, como único líder, con 55 puntos y en búsqueda de su octavo cetro consecutivo. Lo encabeza su goleador Robert Lewandowski, que acumula 25 tantos en la misma cantidad de jornadas y tuvo tiempo para recuperarse de una lesión que le impedía jugar cuando se suspendió la competencia.

El escolta, Borussia Dortmund, acumula 51 unidades y luego se encolumnan Leipzig (50), Borussia Mönchengladbach (49) y Bayer Leverkusen (47), no sólo con la ilusión de acercarse a la cima, sino también la de adueñarse de uno de los cuatro cupos para la etapa de grupos de la Champions League 2020/2021. Además, los equipos que terminen quinto y sexto accederán a la Europa League (el mejor de ellos irá directamente a un grupo y el restante, a la segunda rueda de clasificación). Si la actual disputa de la Champions fuere ganada por un club alemán que terminare en alguna de esas posiciones, habrá otro lugar disponible, porque su clasificación habrá sido conseguida directamente por el título continental.

Los clubes germanos recibieron hace poco más de una semana la autorización para competir, tras una reunión de la canciller Angela Merkel y los gobernadores de los 16 estados federados del país. Por supuesto, lo que está en juego con la reanudación supera lo deportivo. Las certezas son pocas y las incertidumbres son muchas, al igual que las páginas del protocolo sanitario. Las otras tres grandes potencias que se plantean reanudar las ligas, Italia, España e Inglaterra, seguirán muy de cerca la experiencia alemana. Un fracaso teutón hipotecaría fuertemente sus propias posibilidades de convencer a sus gobiernos de dar luz verde y, además, podría deparar la marcha atrás de la continuidad de la propia Bundesliga. Nadie puede firmar qué sucederá ni siquiera al día siguiente.

"Si la Bundesliga es el único campeonato retransmitido en la televisión en el mundo, supongo que vamos a contar los telespectadores por miles de millones", se entusiasmó el presidente de Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, que ve una formidable operación de promoción. "En 20 años nunca he sentido este interés por la Bundesliga", dijo a la agencia AFP Adolfo Barbero, comentarista de una cadena española. Todo indica que la necesidad de espectáculo empujó a hacer el intento, en un país cuyo gobierno fue uno de los primeros del planeta en respaldar el regreso a las prácticas y los partidos.

Todo será extraño. Los futbolistas, todos ya examinados para descartar que posean coronavirus, no podrán abrazarse tras los goles y deberán evitar hasta salivar al suelo. En los bancos de suplentes respetarán distancias y todos llevarán barbijos. De hecho, ni siquiera harán los tradicionales saludos previos a los partidos, con los niños, los apretones de manos y las fotos. Sí se permitirá una cantidad mayor de cambios, cinco, en lugar de los tres habituales. Ésas son sólo parte de un sinfín de modificaciones, que incluyen los traslados en micros, los hospedajes y una tarea extra para el árbitro: limpiar frecuentemente la pelota con desinfectante.

Los hinchas de cartón, una de las curiosidades que presentarán algunos clubes en el reinicio
Los hinchas de cartón, una de las curiosidades que presentarán algunos clubes en el reinicio Crédito: Twitter

"No tengo miedo de contagiarme, para nada. Nos hacemos dos tests por semana y eso nos deja tranquilo, tanto a mí como a mis compañeros. Las autoridades han tomado todas las medidas necesarias para protegernos", confió el argentino Santiago Ascacibar en diálogo con Télam desde Berlín, antes del viaje de Hertha a Hoffenheim. Su presencia se resolverá cerca de la hora del encuentro, uno de los que levantarán el telón. El volante, que sufrió una lesión en un hombro días atrás, confía en estar en la reapertura. "Voy a jugar de la misma manera en que jugué siempre, es lo que siento que hay que hacer. Una vez que empezó el partido y uno toma contacto con la pelota, se olvida de todos los problemas", afirmó.

Como a David Wagner, el DT de Schalke 04, a todos los entrenadores se los verá al lado de la cancha con sus tapabocas
Como a David Wagner, el DT de Schalke 04, a todos los entrenadores se los verá al lado de la cancha con sus tapabocas Fuente: AFP

El equipo de la capital alemana marcha 13º, con 28 puntos, 10 por encima de Werder Bremen -último que descendería hoy- y seis sobre Fortuna Düsseldorf, que si el campeonato terminara ahora jugaría una promoción por la permanencia. Además, a la misma hora se desarrollarán Augsburg vs. Wolfsburg, Fortuna Düsseldorf vs. Paderborn y Leipzig vs. Freiburg, mientras que Eintracht Frankfurt vs. Borussia Mönchengladbach completará la jornada sabatina, desde las 13.30 (hora argentina).

Con tribunas vacías, los gritos e instrucciones sonarán claros en la cancha y por la televisión, cuya transmisión será tan particular que los relatores y comentaristas no estarán en las cabinas. Antes de confirmarse el regreso, hubo 1274 exámenes entre futbolistas, entrenadores, fisioterapeutas y personal de los equipos, con apenas 10 casos positivos entre la Bundeliga y la Bundesliga 2. "No serán partidos normales. Seguirán marcados por la crisis. Sabemos que jugaremos bajo observación y en ciertas condiciones. Habría sido irresponsable plantear sin tests el regreso", señaló Christian Seifer, director de la Bundesliga.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.