Daniele De Rossi: el grupo de WhatsApp con la foto de Riquelme, un posible superclásico y su reunión con Maradona

De Rossi llegó a Boca a los 36 años y cumplió uno de sus sueños
De Rossi llegó a Boca a los 36 años y cumplió uno de sus sueños Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
(0)
20 de agosto de 2019  • 20:12

El italiano Daniele De Rossi ya jugó dos partidos en Boca (ante Almagro, por la Copa Argentina y frente a Aldosivi de Mar del Plata, por la Superliga), comienza a sentir el cariño de los hinchas y, además, a expresar sus primeras sensaciones en esta experiencia lejos de su tierra, a los 36 años.

Por estas horas, el excampeón del mundo con el seleccionado de Italia está con el plantel en Quito, donde el equipo xeneize jugará este miércoles su partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores ante la Liga, y se prestó de muy buen humor a diversas notas televisivas. Allí, en Fox Sports, TyC Sports y ESPN se expresó sobre Juan Román Riquelme, al que no solo reconoce sino que confesó que la imagen del ídolo de Boca es la que identifica al grupo de WhatsApp que tiene con unos amigos y en la que hablan de fútbol y, puntualmente, de mediocampistas. Además, habló de la cercanía del súper clásico con River (el 1 de septiembre próximo) y la posibilidad de encontrarse en las semifinales de la Copa; de su encuentro con Diego Maradona, del recibimiento en el grupo, de los apodos que tiene, de las comidas y hasta de los tatuajes.

Sobre Riquelme. "Tengo un grupo de WhatsApp en donde se habla solo de fútbol con mis amigos. En realidad, solo de mediocampistas. Y la foto del grupo es una de Román atándose los botines. Me gustaría encontrarme con Riquelme, admiré todo lo que hacía. Creo que solo Iniesta lo hizo mejor. El juego de Riquelme era maravilloso. No sé qué significa Riquelme en Argentina, en Boca sobre todo. Yo soy (sic) listo para aprender todo, para escuchar todo, pero sobre Riquelme no tengo que aprender nada, sé todo sobre él, todo sobre este tipo de jugadores. Antes hablaba de Iniesta, de Xavi, son jugadores que yo miraba con los ojos mojados (sic), son los que te dejan enamorado de este deporte. Yo soy un jugador distinto, más físico, con menos calidad, pero siempre me gustó jugar contra ellos".

Sobre River: "¿Una semifinal con River en la Libertadores? Sería un partido inolvidable como lo fue la final del año pasado. Es un partido muy caliente que se sigue en todo el mundo, porque cuando se juega un Boca-River también se para Europa y todos se duermen tarde porque lo quieren ver. Pero pensar ahora en las semifinales sería un error porque tenemos que jugar los cuartos contra la Liga, que es un rival al que tenemos que valorar".

El encuentro con Maradona. "Hay un momento que tenés que pararte y mirar hacia arriba y mirar que estás sentado en un sillón con el más grande de todos y que te trata como si fuiste amigo de siempre. Es algo que no voy a olvidar nunca en mi vida. Maradona dijo que los hinchas de Boca debían persignarse cada vez que me veían en agradecimiento y esas palabras hicieron mucho ruido en Italia también. Los hinchas de Boca tienen que alentar al equipo. La señal de la cruz la hacemos para otras cosas o para un jugador como él. Solo necesito que me sigan bancando y alentando en la Bombonera y como visitante, porque se siente mucho en la cancha. El equipo necesita de ellos".

Los apodos. "Una vez hablando me dijeron Tano por italiano y después dijeron que era por napolitano. Yo solo dije que no soy napolitano, que soy romano. Entonces, tendrían que llamarme Mano. Pero no pasa nada, no tengo problemas con los napolitanos y con este sobrenombre. La gente en el vestuario se preocupó por cómo llamarme. Tano me gusta. Algunos me llaman Lele porque me preguntaron cómo me decían en Roma. A los Gabriele, Daniele, Emanuele los llaman Lele en Italia. Pero no pasa nada, nunca voy a olvidar que me recibieron con mucho cariño. Me sorprendió la calidad del plantel".

Sobre las comidas. "Con la pasta no tengo problema, el problema es el ajo. Se pone ajo a todo, eso es lo que tengo para decir. El asado tengo que aprender a hacerlo. Acá se come mucho asado, mucha carne, pero yo comí pocos. No me lo puedo permitir. Si llegaba a la Argentina con 23 o 24 años, cuando tenía un metabolismo distinto, podría haber aprovechado, pero a los 36 tengo que estar muy atento a lo que como. Me siento bien con la comida acá. Cambian algunas cosas, en Italia se come muy bien, pero acá estoy cómodo con eso".

Sobre el tatuaje en la pierna. "Fue hace muchos años que me lo hice, no me acuerdo. Un amigo hizo la misma acción pero de rugby, porque él jugaba al rugby. Yo lo cambié con esta patada pero no es una amenaza, no es nada. Son tatuajes, no es importante. Cuando uno es joven hace cosas así". Además de un "no pasarás" en la pierna derecha tiene un Teletubbie en su brazo derecho, que tiene relación con su hija.

Sobre la Argentina. "Sabía que es un lugar donde se viven las cosas muy caliente. Vivirlo es algo muy distinto. Venir a Boca me cambió la vida. Es algo que tenía que hacer antes de terminar. Es lo que yo quería".

El fútbol argentino. "Acá es muy rápido, se pasa de defender a atacar y defender y atacar otra vez. Los equipos en Italia medio grandes -como la Roma- manejan más la pelota. Tienen momentos para respirar y pensar más. Tengo que acostumbrarme al fútbol argentino. Creo que esta experiencia hay que vivirla. Es una decisión distinta a los que toman los jugadores europeos. Y será una revolución verdadera cuando lleguen jugadores europeos de 25-26 años a este fútbol".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.