José Manuel Pinto: de festejar la Champions con Messi a ganar un Grammy y crear un método revolucionario saltando la soga

José Manuel Pinto es ahora productor musical bajo el sobrenombre de Wahin, ganó un Grammy y aportó sus melodías a Hollywood.
José Manuel Pinto es ahora productor musical bajo el sobrenombre de Wahin, ganó un Grammy y aportó sus melodías a Hollywood. Crédito: twitter@13_Pinto
Fernando Vergara
(0)
22 de septiembre de 2020  • 08:19

Su vida es como una caja de sorpresas. José Manuel Pinto siempre tuvo muy en claro cuál sería su camino una vez que se alejara de Barcelona y las canchas. Jamás lo dudó. Y pasó de triunfar en el fútbol a ganar premios por sus creaciones artísticas. Hace ya años que el Pisha, como lo llaman sus amigos, encontró nuevas pasiones. Pinto es ahora productor musical bajo el sobrenombre de Wahin, ganó un Grammy, aportó sus melodías a Hollywood para películas como 'Rápidos y furiosos 8', está produciendo 'Cirque du Soleil' para el espectáculo de su ex compañero y amigo Lionel Messi, y grabó una canción con Lali Espósito.

A todo ritmo, el andaluz no para. Además, a partir del conocimiento y la experiencia en el ámbito deportivo creó P13Fit, un concepto basado en el salto a la cuerda con base musical que él mismo diseñó. "La música fue para mí la válvula y el fuego que me ayudó a aguantar toda la presión del fútbol y a ser lo que soy en la vida", confiesa desde España a LA NACION.

Multifacético, trabajador y modesto, Pinto no se olvida de aquel chico humilde que vivía en una pensión. No fue sencillo el camino para alcanzar la gloria deportiva y musical. Hoy la mayor parte de su tiempo lo lleva a Miami, aunque por los vaivenes de la pandemia se encuentra en El Puerto de Santa María, Cadiz, donde nació el 8 de noviembre de 1975. Allí donde se gestó, también, su amor por la música. "Mira, esto lo sabe muy poca gente. Yo soy productor musical ya desde los 14 años. A esa edad empecé a crear con un pequeño tecladito que mis padres me habían regalado con mucho esfuerzo. Mi barrio es muy humilde, y a mí me encantaba estar ahí ligado al deporte y a la música. Uno de mis sueños era aprender a tocar el piano, pero las circunstancias no me lo permitían porque era muy caro", relata.

Con las ideas claras de ser futbolista, a los 18 años Pinto firmó un contrato con el Betis. En esos años, en el colegio, había estudiado electrónica. Su trabajo de fin de curso fue una mesa de mezclas. En el Betis B empezó a ganar su primer dinero y en el club le ofrecieron seguir educándose. José Manuel no quería dejar de estudiar. "¿Me pueden pagar lo que yo quiera?", preguntó tímidamente. "Sí, por supuesto", le respondieron. ¿Qué hizo? "¡Me anoté en piano, claro! Y cumplí mi sueño", dice con una carcajada. Su aprendizaje jamás se detuvo: entre libros se perfeccionó en batería, guitarra, ingeniería en sonido y tiene un máster en producción musical. "Entre los viajes con el equipo yo me iba con mis libros de música. Eso la gente no lo sabía, porque el ambiente es cruel: cuando ganás un partido, todo está muy bien, pero si aparece una derrota surge el prejuicio, eso de pensar que uno está por ahí con la guitarrita y desconcentrado. Pero es al revés, a mi me liberaba. A mí me ayudó a ser más fuerte", explica el hombre que hace tres años firmó con Sony Music Latin.

Con un estilo muy personal y una extensa carrera deportiva, Pinto -reconocido por su famoso por su peinado de trenzas- formó una gran amistad con Messi. En la entidad blaugrana fue parte del considerado mejor equipo de su historia al celebrar el "Sextete" (las seis competencias del año). Entre otras conquistas, en Barcelona ganó dos veces la Champions League, cuatro ligas locales, dos Copas del Rey, cuatro Supercopas de España, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes.

"Cuando estaba en un vestuario todos mis compañeros sabían lo que yo iba a hacer cuando tuviera tiempo para dedicarle", remarca. Y aquí aparece otra cuestión que muy pocos saben, porque el andaluz quería escaparle a los prejuicios. Mientras jugaba en Celta en el 2000 fundó su propia compañía discográfica, 'Wahin Makinaciones', con la que publicó en 2006 su primera canción. "Lo hice para que el público no supiera quién era Wahin. Y además quería que escucharan la música por gusto propio, y no porque era el jugador de fútbol. Empecé a darles oportunidades a los niños del barrio, a producirles y hacerles canciones. Era muy fácil de llevar. Y gustó tanto que mis creaciones llegaron a los oídos de Hollywood", se emociona.

Pinto consiguió un Latin Grammy en la categoría mejor álbum de flamenco: "Ámame como soy", de Niña Pastori.
Pinto consiguió un Latin Grammy en la categoría mejor álbum de flamenco: "Ámame como soy", de Niña Pastori. Fuente: Archivo - Crédito: twitter.com@culturaocio

En 2016, Pinto consiguió un Latin Grammy en la categoría mejor álbum de flamenco: "Ámame como soy", de Niña Pastori. "Puse mi granito de arena como uno de los ingenieros del disco que se grabó en mi estudio", explica.

En ese mismo año el nombre de Pinto, Wahin (apodo que le habían puesto sus amigos del barrio), fue unido a una película, 'Ride Along 2' (Infiltrados en Miami), protagonizada por Ice Cube. 'Papi, papi' resultó la canción elegida por los directores de la película. "Fue hermoso. Yo no me cierro a ningún estilo, hago todo tipo de música. Por eso haber llegado con lo mío a Hollywood me genera un gran orgullo", dice.

En 2017 el carismático Pinto volvió a Hollywood ya que su música estuvo incluida en el álbum 'The Fate of the Furious', de la película 'Rápidos y furiosos 8'. La canción número 13 de ese álbum se llama 'La Habana' y la produjo acompañado de DJ Ricky Luna. "Una fusión urbana que les encantó", apunta.

A varios años de su inicio en el mundo del espectáculo, el español ya trabajó con numerosos artistas de talla internacional como CNCO (tienen un tema donde apoyan al fútbol femenino), Orishas, Ruth Lorenzo, Cypress Hill, Soprano, Messiah, Chenoa, Dasoul, Kiko y Sara, Sarah Leone y Anna Karina, entre otros. "Me quedo con las personas, con el hecho de disfrutar lo que me gusta. Sin dudas que esos son momentos que me llenaron de felicidad", subraya.

La última creación del andaluz fue P13Fit (13 era el número que usaba en su buzo), clases deportivas en las que combina música, coordinación y cardio utilizando una soga como elemento principal. "Fue un descubrimiento que está tomando una gran repercusión a nivel mundial. Es brutal, es único. Cuando yo era futbolista siempre trataba de estar en forma, de mejorar la velocidad, la coordinación y la agilidad. Y eso me lo daba la cuerda. Vivía saltándola antes de los entrenamientos. Entonces uní grandes aficiones como el deporte, la música y la comba (o lazo, o cuerda, según el país). Lo empecé a desarrollar hace cinco años y me costó porque yo saltaba con el método tradicional, cual boxeador. Pero entendí que con eso no le llegaba a todo el mundo. Un día los vi a mis hijos saltando y me di cuenta dónde estaba la clave: volver a los inicios. Revivir el niño que llevas dentro. Modifiqué el método y hoy por hoy tengo alumnos en un rango de los 7 a los 65 años", explica.

"Imagina saltar a la cuerda al ritmo de la música, con pasos y movimientos que se sincronizan y de fácil ejecución, con una exigencia adaptada para todos los niveles, desde básico a experto", explican en relación al método. Junto con Pinto trabaja Jéssica Expósito, co-fundadora del movimiento. "Ella es una eminencia en el mundo del fitness internacional. Lleva más de 25 años viajando alrededor del mundo", aporta.

"Creemos firmemente que todos los resultados deben conseguirse de una forma divertida y disfrutando del proceso", aseguran los autores de @p13fit. Pinto y Expósito imparten clases y se dedican a la formación de instructores en todo el mundo. "Nos estamos expandiendo a distintos continentes. A tal punto que ya llegamos a la Argentina, Colombia y México. El 19 y 20 de septiembre tuvimos cursos para nuevos instructores", explica el español. A las clases presenciales suele sumarse Elena Gross, su esposa, que también es Máster Trainer.

Asimismo, con su estilo bien urbano, Pinto volvió a unirse a su amigo Messi en la obra del 'Cirque du Soleil' inspirada en el astro argentino: Messi10. Un espacio donde se unen acrobáticamente el atletismo, la devoción y la superación que combinan al mundo del fútbol con el del circo. El español sumó a la propuesta dos composiciones propias (en los actos "Visión" y "Gaming"), además de ofrecer una mirada más íntima y humana hacia la figura de Messi que sirvió para construir el show. "Fue una de las experiencias más grande que tuve, tal vez el reto más enorme. Hice canciones para documentales, inclusive para el Barcelona, pero acá me uní a dos monstruos como Leo y 'Cirque du Soleil'. Toda la obra es espectacular. Pude crear dos escenas desde cero junto a Juanma Leal y Raúl Cabrera", sostiene.

Siempre con su pelo negro, largo y trenzado, Pinto reconoce una unión muy fuerte con un producto genuino de estas tierras: el mate. "Cuando estaba en el Celta uno de los que me enseñó a tomarlo fue el Negro Fernando Cáceres, un grandísimo amigo. También Gustavo López, otro crack. Y a partir de ahí soy muy matero. Siempre me decían que soy un argentino más, por varias costumbres. Te digo más: el mate me gusta sin palo y sin azúcar", lanza con una carcajada. "El mate con estilo uruguayo también me simpatiza gracias a Fabián Canobbio", añade.

Finalmente, el año pasado, el ex arquero grabó una canción con Lali Espósito. En el video de la misma se ve a muchas personas ejercitándose: haciendo pesas o jugando con pelotas. Y claro, como dice el título de la canción: "Salta la comba". Lali y Pinto empiezan a cantar: "Vivir así te hará soñar, siente la música, déjate llevar. Tu corazón palpitará. Salta la comba y vamos a bailar". Y cierran: "De Argentina al universo, pasando por el sur de España, gazpacho y mate. Y que se pare el mundo...".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.