Lionel Messi buscará venganza en la Copa maldita

Cristian Grosso
Cristian Grosso LA NACION
Messi y una frustración de siempre: la Copa América
Messi y una frustración de siempre: la Copa América Fuente: Archivo
(0)
10 de abril de 2019  • 00:01

La Copa América se convirtió en un tormento para la Argentina. Llegó a tres finales en los últimos cuatro torneos y perdió todas. Contemporáneo del embrujo ha sido Lionel Messi , y ni él ha podido rescatar a la selección. Cayó por paliza frente a Brasil en 2007 y por duplicado ante Chile, en 2015 y 2016, por la fatídica vía de los penales. Y encorsetada entre tantas frustraciones quedó la actuación de 2011, en casa, cuando el equipo se evaporó en los cuartos de final y Messi se llevó silbatinas que nunca más escucharía en su vida. Después de Rusia 2018 parecía que ya no quedarían balas en la recamara para enjuagar tantas amarguras, pero como decidió volver a la selección, a Messi se le presentarán otras dos oportunidades para atrapar ese título escurridizo. Brasil en un par de meses, y la impensada copa bicéfala Argentina-Colombia 2020.

La Copa América le remueve fantasmas a Messi. "Salí pibe, este lugar no es para vos...", escuchó un día. En la habitación del hotel Maruma de Maracaibo estaban los grandes, es cierto. Roberto Abbondanzieri, Juan Sebastián Verón, Hernán Crespo, Roberto Ayala..., pero el que disparó la frase fue Juan Román Riquelme. Messi giró y se marchó. Acababa de cumplir 20 años, pero ya era una estrella adorada en Barcelona. La 'Bruja' salió disparada a intentar reconstruir la autoestima del crack, que en 2007 no terminaba de sintonizar con una generación de futbolistas que se estaba despidiendo de la selección. En 2011, en Santa Fe, bajo los reproches del público tras un desteñido 0-0 con Colombia, cuando dejaba la cancha escuchó... "Pendejo, la última jugada se corre, no te podés dejar anticipar la puta que te parió". Había sido Nicolás Burdisso. Y lo peor estaba por llegar.

Tiene números importantes Messi en la Copa América. Jugó 21 partidos y apenas perdió uno, con siete empates y 13 victorias, pero no pudo ser campeón. El promedio de LA NACION es 6,76, pero no pudo ser campeón. Convirtió ocho goles, pero no pudo ser campeón. El archivo rescata fabulosas actuaciones, como en las semifinales con México en 2007, ante Paraguay en 2015 y frente a los Estados Unidos en 2016, cuando le arrebató a Gabriel Batistuta el récord de máximo goleador histórico. Pero también, las tres finales fueron traumáticas. En la última, hasta se rindió: "Ya está, se terminó para mí la selección. Lo intenté mucho, no es para mí. Me duele más que a ninguno no poder ser campeón con la Argentina. Me voy sin poder conseguirlo". En la definición, en New Jersey, tras errar el primer penal de la serie contra los chilenos se desconectó. Desapareció, como abrumado por un hechizo.

¿De cuántas oportunidades dispuso Messi para ser campeón con la selección? Ocho, entre cuatro mundiales y cuatro Copas América. Tendrá dos más camino a Qatar 2022, una estación muy lejana como para aventurar pronósticos, pero seguramente a los 35 años estará transitado la curva descendente de su carrera. Para retos a corto plazo, nada mejor que propuestas exprés. Messi buscará venganza en la Copa maldita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.