Los dirigentes volvieron a ofrecerle el cargo de DT a Bianchi

El presidente, Ameal, y otros dos directivos se reunieron con el Virrey, quien reiteró su posición de seguir como manager, aunque quedó abierto al diálogo; se intentó minimizar los dichos de Ischia
(0)
29 de mayo de 2009  • 20:41

Las aguas siguen agitadas en el mundo Boca. Las declaraciones que formuló este mediodía el técnico, Carlos Ischia, en conferencia de prensa, no le cayeron bien a la dirigencia, que, de todos modos, intentó minimizarlas y el DT seguramente dirigirá el domingo ante San Martín, de Tucumán, cuando por la tarde se especuló una suspensión. Antes, la mesa chica de la Comisión Directiva volvió a ofrecerle el cargo de entrenador a Carlos Bianchi, que si bien no rechazó el ofrecimiento, habría convencido a los dirigentes que no es el momento para asumir.

El presidente, Jorge Amor Ameal, el flamante secretario general Rómulo Zemborain (reemplazó al renunciante Oscar Aníbal Vicente) y el tesorero Daniel Angelici se juntaron con Bianchi para ofrecerle el cargo de DT, como se había estipulado en la reunión de Comisión Directiva del martes último.

Bianchi agradeció el ofrecimiento y habría deslizado su intención de seguir como manager del club. Al parecer, le dio su parecer a los dirigentes que no es el momento de asumir, aunque estaría dispuesto a dialogar. El plazo que puso el club para negociar con él es hasta el 11 de junio.

Los dirigentes le dijeron al Virrey que se tomara el fin de semana y que analizara la situación. A su vez, también empezaron a barajar otros nombres si es que finalmente Bianchi se niega a asumir.

Los dichos de Ischia. "El domingo, los dirigentes [nombró a Marcelo London, ladero del presidente Ameal] me pidieron que renunciara. Les dije que no me iba a ir. Estoy firme en mi decisión", comenzó en la conferencia Ischia, quien dirigirá al equipo en los cuatro partidos que quedan del torneo Clausura y, luego, se marchará.

"No hubo común acuerdo, no estoy de acuerdo con mi salida, pero entiendo lo que necesitan hacer... así están las cosas", siguió, firme en su posición el DT.

Con esta declaración, el entrenador pareció responder a la versión que dio, tras la caída con Vélez, el presidente Amor Ameal, que dijo: "Ischia renunció, pero su salida se hará efectiva cuando termine el campeonato. Es lo mejor para ambas partes."

Estas declaraciones generaron malestar entre los dirigentes de Boca, que optaron por el silencio e intentaron minimizar la cuestión. Sin embargo, no se descarta que pueda haber novedades en las próximas horas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.