Miguel Russo: cómo superó al cáncer, sus charlas con Joan Manuel Serrat y su recuerdo de Riquelme como jugador

Fuente: FotoBAIRES
(0)
7 de enero de 2020  • 23:59

Miguel Ángel Russo forma parte de la historia grande de Boca: es el último entrenador en consagrarse campeón de la Copa Libertadores con el club de la Ribera, en 2007. Entre aquel año y esta nueva designación para vivir su segundo ciclo, el técnico pasó por diversos clubes de Sudamérica y también le ganó una dura batalla al cáncer de próstata que le habían diagnosticado tiempo atrás. En una entrevista con el sitio The Coaches' Voice, el DT habló de su extenso recorrido en el fútbol, de Juan Román Riquelme y de cómo superó su grave enfermedad. "Mi médico dice que una de las claves de mi sanación resultó lo que significa el trabajo para mí. Pero no es que el fútbol fuera mi terapia: el fútbol es mi vida" , confesó.

A los 63 años, Russo nunca baja la guardia. El ex mediocampista formado en Estudiantes de La Plata, y con pasos exitosos por Boca, Vélez, Rosario Central y Millonarios de Bogotá, entre otros, contó con detalles cómo fue su derrotero al enterarse de su delicada situación. "Cuando el médico me anunció que tenía cáncer de próstata, en vez de asustarme, quise saber siempre cómo sería el día después. Para eso, nada mejor que la experiencia de alguien que había superado la enfermedad. Cómo se seguía viviendo después de eso. Ahí tuve una charla muy importante con mi gran ídolo, Joan Manuel Serrat, quien tuvo el gran gesto de acercarse a Rosario", confesó el DT xeneize. Y en la voz del cantautor encontró una respuesta. "Yo me operé hace 14 años de esto, en la época de las cavernas. Pero ahora es otra historia: vas a estar bien", le dijo el catalán. "Él, que lo vivió, tiene en su narración un valor agregado que fue atravesado por todo lo que sintió", añadió Russo, emocionado.

Russo y Riquelme: la sociedad para el éxito en la Libertadores 2007
Russo y Riquelme: la sociedad para el éxito en la Libertadores 2007

Russo, detalla, vivió cada momento con intensidad. La mente pasó a otro nivel. Encontró fortaleza mental y recibió apoyo de miles de personas en el mundo del fútbol. Eran días en los que estaba trabajando en Bogotá, Colombia. "Encontré una gran ayuda en la directiva de Millonarios. Primero, la privacidad. Y después porque me renovaron el contrato enseguida por dos años más, acompañándome en el proceso, tanto en el inicio como en el desarrollo, que es lo más importante".

Además, el DT reveló detalles íntimos de esa lucha que hoy evoca con orgullo. "Recuerdo cuando llegué a la clínica poco después de la primera sesión de quimioterapia. Mi oncólogo me dijo: 'Yo no entiendo nada, Miguel. ¿Cómo es posible que sólo 48 horas después estés en el banco de suplentes, con la lluvia y el frío? Me resulta imposible de creer'. Pero yo decidí seguir trabajando. No quería estar afuera, aunque a veces se hiciera duro". Y añade: "Sin embargo, el momento más duro no resultó la enfermedad. Fue lo que llegó después: una bacteria intrahospitalaria. Me enojé mucho. Me puse malo. Hubo un momento en el que no contestaba el teléfono, después lo apagué, elegí quedarme solo unos días. Hasta que una mañana dije basta. Arranqué de nuevo y me dije: 'Miguel, no te puede matar una bacteria, dejate de joder'".

Por otro lado, en la entrevista que se realizó en Madrid -previo a conocerse su arribo a Boca-, Russo también habló del Boca modelo 2007, aquel que pasó a la historia en la máxima cita continental y funcionó al compás de Riquelme. "Teníamos un equipo espectacular y jugadores determinantes como Román. A mí me tocó una relación muy sana y muy directa con él. De los futbolistas que me tocó dirigir es el que mejor he visto, y el que más me ha deslumbrado. Un tipo de fútbol que entendía el juego adentro de la cancha. Realmente eso es lo difícil en esto. Cosas de genio", puntualizó Russo en el sitio especializado en entrevistas y análisis de entrenadores.

Tras doce años, Russo regresó a la Boca
Tras doce años, Russo regresó a la Boca Fuente: Télam

Otras frases destacadas

  • "Cuando arranqué como entrenador en Lanús me presentaron doce dirigentes y sólo tenía seis jugadores. Bueno en realidad cinco, porque uno de ellos estaba lesionado y lo fui a ver al sanatorio después de la práctica".
  • "Carlos Bilardo fue el mejor psicólogo que tuve. Y lo siento así por cómo nos fue marcando el camino".
  • "Podrán estar de acuerdo o no conmigo, pero creo que el primer gran cambio del fútbol argentino a nivel de entrenadores fue de Osvaldo Zubeldía".
  • "En Estudiantes me formé con un ADN único en el mundo del fútbol. Me resulta imposible explicar cómo se genera, pero a través de experiencias propias se iba transmitiendo de una generación a otra. Y eso te creaba un sentimiento de pertenencia muy importante, con un respeto muy grande a los que fueron los antecesores de todo esto".
  • "Por mucha tecnología que podamos tener hoy, hay algo que los argentinos mantenemos: el ida y vuelta permanente. Aprovecho cada momento para hablar de fútbol. Es cierto que ahora menos que antes, pero cada tres o cuatro años me doy una vuelta fuera de Argentina para seguir viviendo y escuchando de fútbol".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.