River-Boca. El juego de las rachas: por qué en el Monumental la paternidad no tiene dueño

Cardona y Fernández en el último clásico del torneo argentino en el Monumental
Cardona y Fernández en el último clásico del torneo argentino en el Monumental Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Ariel Ruya
(0)
31 de agosto de 2019  • 23:59

Jonatan Maidana fue un zaguero seguro, firme, confiado. Tiene su historia: ingresó en el corazón de los hinchas de River el 16 de noviembre de 2010. En el Monumental, el 1 a 0 contra Boca fue sellado por un vuelo triunfal del defensor, con cabezazo de pique, luego de un córner de un joven Erik Lamela. El caudillo, ahora de 34 años, había debutado en Los Andes, pero sus tres temporadas en Boca, de 2005 a 2008, habían abierto el interrogante de las suspicacias. Hoy, juega con menos presiones en Toluca.

Defensor de las causas perdidas, es un símbolo reciente. No solo porque consiguió prestigio, títulos y reconocimiento, sino sobre todo porque le puso el pecho a la etapa más oscura de la historia del gigante. Fue uno de los arquitectos del regreso a la primera A. "Es difícil mantenerse en un equipo como este, de tanto nivel, jerarquía e historia", solía expresar el defensor, que llegó a mediados de 2010. Lo que nadie jamás imaginó es que ese salto iba a ser el último triunfo millonario en Núñez frente a Boca en un campeonato local.

El último triunfo local de River en el Monumental

Transcurrieron casi nueve años. La última victoria tuvo a Juan José López como entrenador. Pasó de todo. Porque River, el coloso, descendió a la primera B Nacional, se consagró campeón en el ascenso y volvió a la elite. Y en casi una década hasta hoy, cambió todo.

La sensación es de que River inauguró una etapa de dominio aplastante en la década de 2010. Logró 19 triunfos contra 12. Algunos, históricos: la final en Mendoza, los choques por la Copa Sudamericana 2014 y la Copa Libertadores 2015 y, lógicamente, la finalísima de Madrid. Cuando el encuentro fue en el Monumental, se impuso River en ambos casos por 1 a 0. El 27 de noviembre de 2014, Leonardo Pisculichi marcó el gol; el 7 de mayo de 2015, Carlos Sánchez convirtió un penal. Marcelo Gallardo es parte de ese recorrido exitoso.

Y también, parte de ese otro lado de la luna que parece oculto, pero que se muestra visible cuando se presentan estos retos domésticos: el Muñeco nunca le ganó a Boca en el Monumental por los torneos locales. Dicho de otro modo: Boca jamás perdió frente al River de Gallardo en Núñez y desde hace casi una década no cae en ese estadio.

Hubo cuatro victorias xeneizes y tres empates. La serie tiene como plato fuerte un 4-2, del 11 de diciembre de 2016. Ganaba Boca (Walter Bou), lo dio vuelta River (Sebastián Driussi y Lucas Alario) y a los 14 minutos del segundo tiempo Gallardo decidió la salida de Andrés D'Alessandro, tal vez porque no estaba en plenitud física. Boca capturó la señal. Y un poco porque Augusto Batalla falló y otro porque surgió el mejor Tevez, reaccionó a lo grande con dos tantos de Carlitos y otro de Ricardo Centurión.

El último triunfo de Boca en el Monumental

La serie empezó con otra jugada de estirpe xeneize. El River de Matías Almeyda ganaba por 2-0, con tantos de Leonardo Ponzio y Rodrigo Mora, pero se quedó, Boca retomó el impulso optimista de tantas batallas y festejó como si se tratara de un éxito el 2-2, conseguido en el tramo final, por Santiago Silva, de penal, y Walter Erviti, dos piezas indispensables en aquel utilitario equipo de Julio Falcioni.

Y en ese juego de empates y victorias xeneizes, River celebró un 1-1 que se pareció a una victoria con un impulso de Germán Pezzella bajo una intensa lluvia, y Boca, en el último cruce en el Monumental, venció por 2 a 1, el 5 de noviembre de 2017, días después de aquella controvertida eliminación millonaria ante Lanús, por la Libertadores. "Inventaron el VAR para sacarnos de la copa" fue la frase de un desatado Enzo Pérez, que todavía se recuerda.

Por: Ariel Ruya
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.