Sergio Romero, más lejos de ser titular en Mónaco