Talleres sigue bien arriba

En Córdoba, igualó 1 a 1 con Peñarol
(0)
24 de agosto de 2001  

CORDOBA.- Talleres empató en el estadio Olímpico Córdoba 1 a 1 con Peñarol y quedó primero, junto con San Pablo, en el Grupo D de la Copa Mercosur. Sin embargo, las sensaciones del conjunto cordobés fueron agridulces tras el encuentro, ya que dejó escapar muchas oportunidades claras para ganar, lo que le hubiese significado estar mucho más tranquilo de cara a su futuro en el certamen continental.

El primer tiempo fue favorable a Talleres, a partir del buen trabajo del medio campo, que fue dinámico y veloz. Los volantes le quitaron la pelota a Peñarol y dominaron las acciones ante un rival que prácticamente no llegó al arco de Cuenca.

El equipo cordobés pudo ponerse en ventaja a los 5 y 10 minutos, con dos cabezazos de Pablo Cuba. La respuesta de Peñarol fue a los 12, con un cabezazo de Robert Lima que sacó Daniel Albornos en la línea. Talleres creció a través de Maximiliano Salas -quitando y ordenando-, Albornos y Cristian Pino -creando peligro por los costados-, y Cuba y Matías Urbano, que intentaron desequilibrar permanentemente en la ofensiva.

Los uruguayos perdieron la línea. El eterno Pablo Bengoechea, en la posición de volante central, no hizo pesar su pegada y precisión del medio hacia arriba. Carlos Bueno estuvo muy solo para encarar; tuvo buenas intenciones, pero no pudo con la correcta labor de Julián Maidana y de Víctor Hugo Sotomayor.

En la mejor jugada del primer tiempo, Albornos habilitó a Mariano Monrroy; éste le dio la pelota a Cuba, que estaba en la medialuna del área visitante, y de primera habilitó a Urbano, a quien el arquero Adrián Berbia le cometió penal. Iban 26 minutos y Mario Cuenca dejó su arco para poner el 1 a 0 en el de Peñarol.

La respuesta visitante fue bastante tibia y sólo inquietó con un tiro libre de Gabriel Cedrés, que se fue por arriba del travesaño. A cuatro minutos del final, Albornos volvió a habilitar a Urbano, cuyo remate, mano a mano, fue contenido por Berbia, la figura de la cancha.

En el segundo tiempo, Talleres pudo haber liquidado el partido en los primeros 15 minutos. Más veloz, más preciso, tuvo tres situaciones claras de gol. Cuba, en dos oportunidades, y Albornos, no pudieron ante el arquero o fallaron en el golpe final.

El medio cordobés decayó físicamente. Se adelantó Peñarol, paulatinamente, hasta que a los 25 minutos del segundo tiempo llegó el gol de Serafín García, con una volea de derecha, tras una muy buena jugada entre Bengoechea y Cedrés. Sobre el final, Talleres volvió a contrar con opciones de gol, pero todo siguió igual y hasta sufrió con un contragolpe de los uruguayos. Talleres quedó primero, pero debe estar lamentando la falta de definición.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?