Un mal recuerdo

(0)
29 de agosto de 2001  

Los que lo conocen dicen que Ramón Ismael Medina Bello es un hombre de risa fácil, silencioso, pero muy carismático. Sin embargo, esa alegría se desdibuja cuando suena el nombre del director técnico de River, Ramón Díaz.

"Nunca le voy a perdonar a Ramón cómo me hizo ir de River. Me llamó y se deshizo de mí como si nada, "chau pibe". No me lo merecía", comentó Medina Bello, incómodo con la referencia.

"¿Qué pasa si me lo cruzo alguna vez en algún lado? Tal vez lo saludaría, porque no soy descortés. Alguna vez fuimos buenos amigos, no se olviden de que él me recomendó para que jugara en Japón. Eso se lo agradezco... Pero después se portó bastante mal. Habíamos terminado la temporada 1997 y cuando volvimos para hacer la pretemporada en Mendoza, tras unos días de entrenamiento y sin ninguna señal de que me dejaría afuera, me colgó y me dijo que no viajaba. No sé... Tal vez se le subió el cargo de técnico a la cabeza. El Pelado Díaz me defraudó".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.