En el debut de la era Cárdenas, los Gladiadores perdieron con lo justo ante Brasil