Las inversiones a futuro de Arsène Wenger

Wenger marcó una era en Arsenal
Wenger marcó una era en Arsenal
Marcelo Gantman
(0)
27 de mayo de 2019  • 23:59

Arsene Wenger continúa moviéndose en dirección al futuro. Acaba de anunciar su participación como inversor y asesor de PlayerMaker, una compañía israelí que analiza el rendimiento técnico, táctico y físico de futbolistas. El "tracking" funciona con un sensor que se coloca en el botín del jugador con una banda elástica. Wenger dejó de ser entrenador del Arsenal en mayo de 2018. Sentado 22 años en la misma oficina, nunca dejó buscar nuevas respuestas al juego del fútbol en los datos, la tecnología y lo que la ciencia pudiera ofrecerle.

"Comencé a trabajar con análisis de rendimiento con amigos míos en computadoras en 1987. Trabajamos día y noche para medir el rendimiento de los jugadores. Estábamos 20 años por delante en ese momento. Hicimos algunas buenas mejoras para analizar a futbolistas y descubrimos a algunos que no eran precisamente estrellas y después se convirtieron en buenos jugadores. El fútbol estuvo aislado durante mucho tiempo de la ciencia. Nada interesado. Hoy la ciencia se ha hecho cargo..", dijo Wenger durante la presentación el viernes pasado en Londres.

Despedida del Arsenal a Arsene Wenger

Wenger se relacionó con los datos de rendimiento como técnico del Mónaco. Expandió sin límites ese interés cuando llegó al Arsenal en 1996. Un hecho histórico marca la sintonía del entrenador francés con la época que le tocó vivir: ese mismo año, el término "Ciencia de Datos" se utilizó oficialmente por primera vez en una conferencia de académicos en Kobe, Japón. Comenzaba ahí un debate que todavía sigue sobre cómo abordar a un campo interdisciplinario dedicado a recolectar, analizar y modelar datos. Wenger, con sus "floppy disks", ya estaba en tema cuando iniciaba ese ciclo inolvidable en Arsenal.

El diseño de los entrenamientos, la política de contrataciones y el análisis del juego tuvieron una base científica en el trabajo de Wenger en Arsenal. La combinación de esquema organizado y libertad individual no fueron otra cosa que el producto del conocimiento extraído de las estadísticas. En 2011 el equipo contrató a una compañía llamada StatDNA dedicada al análisis de datos. Además del costo por sus servicios, el club le pagaba 250 mil dólares extras para asegurarse que las métricas no fueran a parar a equipos rivales. En 2014 Wenger le pidió al Arsenal que directamente comprara la compañía. La operación se cerró por 4 millones de dólares.

Dennis Bergkamp, jugador del Arsenal entre 1995 y 2006 y leyenda del club, experimentó el método del DT francés en carne propia. En su biografía publicada en 2013, describe así su salida del club: "Usó estadísticas conmigo y una vez le dije: '¿En qué lugar de tus estadísticas dice que cambié el juego con un pase asesino?' Me dijo: ´Corrés menos en los últimos 30 minutos, corrés más riesgo de sufrir lesiones, y tu ritmo está bajando´. Eso era lo suyo. 'Estás bajando el ritmo', me decía. Pero de nuevo comenté: ´Soy yo quién puede hacer una diferencia para vos..' . Wenger me contestó: 'Solo pensás en vos mismo´ ¡Así qué yo era el malo.!". Fue el final de la carrera de Bergkamp como futbolista.

"Estoy por volver al fútbol, pero no sé si como entrenador", dijo Wenger en la presentación del dispositivo. A los 69 años, su pacto con el futuro y todo lo que venga con él, sigue en pie.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.