El primer sacudón de la temporada de polo