Rivales por un día

Los hermanos Facundo y Nicolás Taberna se enfrentarán esta tarde, a las 16,30, en la final del torneo, defendiendo camisetas de distintos equipos: El Siasgo y El Relincho
(0)
26 de diciembre de 2009  

Uno tiene 9 de handicap. El otro 10 (único jugador en actividad con esa valoración). Uno es profesor de pato, se dedica a la hacienda y a la producción en un tambo familiar. El otro es, durante la primera mitad del año, petisero y jugador de polo en Inglaterra. Uno juega para El Siasgo Ford Camiones. El otro para El Relincho El Mangrullo Cardón. Uno se llama Facundo. El otro Nicolás. Ambos poseen el mismo apellido: Taberna, sinónimo del deporte nacional.

Y el 68° Abierto Argentino de Pato los tiene, por primera vez, en veredas separadas. Por caso, su padre Joaquín, más conocido como El Vasco , no estará presente porque no tolera que sus hijos jueguen en contra. En cambio, para otros será un condimento que le agregará más emoción a la gran final que hoy se vivirá, desde las 16.30, en la cancha N° 2 del Campo Argentino de Polo, en Palermo.

LA NACION se reunió con los Taberna en General Las Heras, capital provincial del pato, su pueblo natal, a unos 67 kilómetros de Buenos Aires. "Va a ser raro y, a la vez, feo jugar contra Facundo, porque uno va a volver contento y el otro no", dice Nicolás, de 32 años, el mayor de los hermanos. Y agrega: "Estamos acostumbrados a jugar juntos pero como ellos (por El Siasgo) vienen desde hace un año, por respeto no podía ocupar el lugar de un compañero". El menor, Facundo, de 27 años, explica: "Pasa que él (por Nicolás) se enojó mucho en la semifinal de 2007 (cuando con el equipo de su ciudad perdió por un gol ante Barrancas Del Salado) y había decidido no jugar. Por eso rearmamos el equipo y logramos el campeonato el año pasado. Pero volver a jugar juntos es una de nuestras metas".

Se nota la simbiosis que los une. Se palpa en el carácter. Tranquilos fuera de la cancha, pero bravos y temperamentales a la hora del partido, Nicolás califica a su hermano como "un calentón". Y Facundo, se defiende: "Creo que los dos somos así porque queremos ganar siempre".

Nicolás, el más ocurrente, regala un chiste en cada intervención. Facundo, el más serio, lo mira con un sesgo de admiración, que confirma al referirse a su hermano como el mejor jugador de pato. "Es el único, en actividad, que tiene 10 de ventaja". El más grande, entre risas, responde: "Pero ustedes además de tener buenos jugadores, son un equipo y tienen la mejor defensa. Será muy difícil pasarlos. En cambio, nosotros tenemos buenas individualidades pero carecemos del juego en equipo que tiene El Siasgo".

En cuanto al partido, ambos coinciden que será parejo y con final cerrado. A la instancia definitoria, El Siasgo Ford Camiones y El Relincho El Mangrullo Cardón accedieron con triunfos holgados, pero vaticinan una posible definición en tiempo suplementario. Nicolás apunta que una de las claves puede estar en que sus rivales, donde también juega su cuñado Sergio Pedretti, se vayan del partido "por meterse en lo que cobren los jueces o se metan en peleas en vez de jugar". Su hermano, señala: "Trataremos de estar muy concentrados en cada tiempo. Podemos pelearnos o discutir durante el partido, pero queda ahí".

Así viven y aguardan el partido definitorio dos hermanos que convirtieron el parentesco en una sólida amistad. Ambos quieren lo mismo: el Pato de Plata y el honor de ser el mejor de 2009.

  • Un equipo que intentará repetir el éxito de 2008

    El Siasgo tendrá en la cancha a los mismos protagonistas que se quedaron con el Abierto del año pasado: Facundo Taberna (9), Eduardo D´Araquistain (9), Sergio Pedretti (8) e Ignacio Simone (6). Enfrente, El Relincho alistará a Nicolás Taberna (10), Juan Ignacio Lanfranco (9), Andrés Lanfranco (7) y Osvaldo Inschauspe (6).
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.