Buenos Aires y la UAR, divididos por el conflicto del Pladar

Se les quitó la beca deportiva a cinco jugadores para que puedan jugar durante 2010 en sus clubes de la URBA
(0)
28 de marzo de 2010  

El peregrinar insoportable de la negociación entre Buenos Aires y la UAR por una solución para los jugadores que integran el Plan de Alto Rendiemiento (Pladar) continúa por un camino empantanado. Lejos de un acuerdo, el conflicto tuvo un nuevo giro . Cinco jugadores fueron desafectados del grupo de rugbiers que reciben mensualmente 2300 pesos en concepto de beca deportiva y así serán ahora autorizados a jugar durante esta temporada en sus clubes de la URBA.

Buenos Aires permite únicamente en sus competencias la participación de jugadores amateurs. De esta forma, unos 30 rugbiers de la URBA que están afectados al Pladar tienen su futuro envuelto de incertidumbre. Esto sucede con los hombres que están en Sudáfrica, con Pampas XV. Es decir, Santiago Fernández aún no sabe si durante 2010 podrá jugar algún partido en Hindú.

Los cinco jugadores que dejarán de recibir la beca son Tomás Cubelli, Tomás Rosati, Martín Landajo, Ignacio Pasman y Ramiro Pacheco. "Tenemos que priorizar a los jugadores y dejarlos afuera de una disputa política. Ellos estarían muchos meses sin jugar. Esperamos que la URBA tome una decisión favorable", dijo Manuel Galindo, de la subcomisión de Alto Rendimiento de la UAR.

Hace unos días, en la cantina del club Olivos, un grupo de dirigentes de la URBA intercambiaba opiniones sobre el conflicto. En una sola cosa hubo unanimidad: no se apresurarán a tomar una decisión y modificar el estatuto. Así, el conflicto sobre el Pladar seguirá latente.

ADEMÁS
UAR

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.