El día llega antes de tiempo y puede ser glorioso para el rugby argentino

Crédito: @Jaguares
Juan Manuel Trenado
(0)
5 de julio de 2019  • 10:00

CHRISTCHURCH, Nueva Zelanda.- El espacio para la sorpresa es minúsculo. Así es en el profesionalismo extremo. Son estos momentos únicos, extraídos del todo, los que permiten que lo impensado ocurra. Esa chispa que luego encendió las llamas alimentadas por el andar de una temporada inolvidable, ahora quiere convertirse en hoguera. Jaguares llegó a la casa del bicampeón Crusaders. Del equipo que parece invencible. El tiempo dirá si la estructura emergente del rugby argentino algún día logra acercarse al acorazado que es Nueva Zelanda.

Mientras tanto, no hace falta ser el mejor durante todo un torneo. Es suficiente modificar las cosas en un segmento aislado del Súper Rugby. Una final. El cronómetro se activará a las 4.35 de la madrugada del sábado en la Argentina (19.35 locales), la hora indicada para concentrar esa mezcla de preparación, músculo y pasión que es el lema que define a los argentinos. Un grupo que pretende cambiar el curso de la historia del rugby en el partido más importante del mundo en este deporte fuera del nivel de seleccionados.

El conocido AMI Stadium ahora se llama "Orangetheory". El nuevo nombre proviene de una cadena de gimnasios estadounidense que tiene un enorme desarrollo en Nueva Zelanda. El estadio puede albergar 18.000 personas y estará colmado. Y aunque se encuentra muy cerca del hotel donde se concentra Jaguares, la organización solicitó al equipo que tome precauciones y llegue media hora antes de lo previsto, para que no se encuentre con sorpresas por la gran cantidad de vehículos que esperan en los alrededores.

De aquel lado del mundo, muchos televidentes se levantarán para mirar en directo el encuentro, y otros observarán las repeticiones (a las 7 y las 15, por ESPN). Aquí, en Christchurch, seguramente habrá numerosos espectadores argentinos. Varios de los que viven en este país y que, como en otros acontecimientos, aprovecharán el deporte para hacer sentir el fuego albiceleste, esta vez en Christchurch. Y también habrá muchos que cruzaron el planeta para venir a alentar a Jaguares.

Fuente: AFP

Como Josué y Mónica, los padres de Gonzalo Quesada, que llegarán en las próximas horas. El entrenador argentino tendrá su propia hinchada: unos 20 exjugadores de Hindú que formaron parte de la camada '74 (la de Juan Fernández Miranda, también) llegarán el mismo día del partidoy volverán el domingo. Una escapada de fin de semana a Nueva Zelanda para brindar apoyo a un amigo de toda la vida.

El entrenador pidió a la UAR que invitara a tres jugadores que se integrarán a los 28 que ya se encuentran aquí. Son Santiago González Iglesias, Joaquín Tuculet y Santiago García Botta, que por distintos motivos hoy no integran el equipo, pero que son considerados demasiado valiosos en el aspecto sentimental. Y allí está la razón que apuntala la esperanza de Jaguares. La emoción, el efecto con el que se espera contrarrestar la falta de experiencia en situaciones como esta.

Agustín Creevy, que fue el capitán del equipo en los comienzos, no cree que haya diferencias: "Podemos ganar o perder, pero hoy estamos a la altura de los equipos de Nueva Zelanda. Cuando nos enfrentamos con ellos sabemos que lo hacemos de igual a igual. Eso habla del crecimiento del equipo en el juego y en lo mental. Se los respeta mucho, pero no los veo como imposibles".

Quesada confirmó la formación con tres los cambios esperados: Nahuel Tetaz Chaparro entrará por el juvenil Mayco Vivas para ofrecer más aplomo y experiencia a la primera línea; Marcos Kremer fue seleccionado en lugar de Tomás Lezana para robustecer el scrum desde la tercera línea, y Ramiro Moyano, repuesto de una lesión, recuperará su puesto en lugar de Sebastián Cancelliere.

"Que nadie te diga que no se puede, que nadie te diga que no servís, que nadie te diga que los otros son mejores. Que nadie te diga nada. Bueno sí, que te sigan diciendo que estás loco", escribió Agustín Pichot en Instagram. El hombre que consiguió abrir las puertas de este mundo para el rugby argentino no quiso dejar pasar la oportunidad de hacer llegar su aliento a los jugadores. Y agregó: "El camino sigue; se gane o se pierda. Los jugadores son los protagonistas de escribir la historia. Siempre. El juego manda".

El centro Matías Orlando, figura con un par de tries en el 39-7 sobre Brumbies en la semifinal y que se encuentra en Jaguares desde 2015, contó: "No fue fácil llegar hasta acá. Estamos donde queríamos. Es lo que soñamos. Teníamos el propósito de trabajar día por día en busca de algo y lo alcanzamos. No queremos dejar pasar esta oportunidad".

Se suele decir en estos casos que el resultado final nunca debe ocultar un buen trabajo. Una frase hecha que tiene su valor, pero que suele ser aplicada en las derrotas (y muchas veces como excusa). Sin embargo, la construcción de esta realidad del rugby argentino ha tenido mucho que ver con los resultados. Sin el bronce de los Pumas en el Mundial Francia 2007 habría sido difícil comenzar las negociaciones para ingresar a la Sanzar (hoy Sanzaar, gracias a la inclusión de la Argentina). Se dijo en su momento que sin la clasificación entre los ocho mejores en el Mundial Nueva Zelanda 2011 no habría sido posible ser parte del Rugby Championship a partir de 2012. Y que la clasificación para una semifinal del Inglaterra 2015 apuntaló el ingreso al Súper Rugby, que se dio al año siguiente. La Argentina estuvo obligada a dar garantías de su crecimiento una vez y otra para pasar a pertenecer a la elite mundial.

A veces los resultados permiten ver nuevos horizontes. Ahora no es la selección; es una franquicia. Pero es fascinante pensar qué tan lejos se puede llegar. Qué puertas se podría abrir después de un nuevo triunfo.

Las formaciones

  • Crusaders: David Havili; Sevu Reece, Braydon Ennor, Jack Goodhue y George Bridge; Richie Mo'unga y Bryn Hall; Matt Todd, Kieran Read y Douglas Whetukamokamo; Sam Whitelock (capitán) y Mitchell Dunshea; Owen Franks, Codie Taylor y Joe Moody.
  • Entrenador: Scott Robertson.
  • Suplentes: Will Jordan, Mitchell Hunt, Mitchell Drummond, Jordan Taufua, Luke Romano, Michael Alaalatoa, Gorge Bower y Andrew Makalio.
  • Jaguares: Emiliano Boffelli; Matías Moroni, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente (capitán) y Ramiro Moyano; Joaquín Díaz Bonilla y Tomás Cubelli; Pablo Matera, Javier Ortega Desio y Marcos Kremer; Tomás Lavanini y Guido Petti; Santiago Medrano, Agustín Creevy y Nahuel Tetaz Chaparro.
  • Entrenador: Gonzalo Quesada.
  • Suplentes: Sebatián Cancelliere, Domingo Miotti, Felipe Ezcurra, Juan Manuel Leguizamón, Tomás Lezana, Enrique Pieretto, Julián Montoya y Mayco Vivas.
  • Hora: 4.35 del sábado.
  • Estadio: Orangetheory, de Christchurch.
  • Árbitro: Jaco Peyper (Sudáfrica).
  • TV: ESPN 2 y ESPN Play (repeticiones a las 7 y las 15 por ESPN).

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.