La UAR, los terrenos y los vaivenes políticos

Marcelo Rodríguez, presidente de la UAR
Marcelo Rodríguez, presidente de la UAR
Jorge Búsico
(0)
5 de septiembre de 2019  • 00:01

La Unión Argentina de Rugby (UAR) quedó envuelta en una disputa política, digna de estos tiempos en el país, en su largo y hasta ahora trunco proyecto de encontrar un lugar para instalar su centro de alto rendimiento y desarrollo. El último episodio ocurrió en Pilar, luego de una trama de la que participaron especialmente el gobierno nacional y la intendencia de esa localidad, cuyo jefe responde al mismo espacio del oficialismo. Pero no es el primer traspié con el que se encuentra la UAR en esta búsqueda: situaciones parecidas ya las vivió en Tigre y en Campana.

El último capítulo arrancó hace 5 meses, cuando desde la Agencia Nacional de Bienes del Estado (AABE), por intermedio de su titular, Ramón Lanús, a la UAR se le ofreció un terreno de 15 hectáreas dentro de un complejo destinado a fines educativos (el colegio Carlos Pellegrini), de recreación y deportivos. La dirigencia del rugby se reunió con el intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, y, según aseguran, recibió el visto bueno para empezar los trabajos de estudios de terrenos y de papeles.

La UAR venía de una experiencia trunca con otro terreno, también cedido por la AABE y Lanús, en Campana, que en su momento fue anunciado públicamente. Pero cuando se empezaron los trámites de cesión apareció un tercero que reclamaba derechos y, después de varias idas y vueltas, la dirigencia optó por retirarse de ese lugar. Fue ahí cuando después apareció la oportunidad de Pilar.

Pero en el fragor de la campaña por las PASO, el candidato del Frente de Todos en Pilar, Federico Achával, denunció que el traspaso de esas tierras se debía a un negocio del oficialismo, lo que generó una movilización de defensa del lugar para la comunidad de Pilar, y numerosos artículos en los medios de la ciudad. En las elecciones del 11 de agosto, Achával, cuyo hermano Miguel fue capitán de Alumni y de los Pampas XV que ganaron la Vodacom Cup, doblegó a Ducoté por 50,32 a 35,12, asegurándose prácticamente la futura intendencia a partir del 27 de octubre.

La cuestión es que sobre fines del mes pasado, Ducoté le envió una carta documento a la AABE pidiendo que suspenda la entrega de esas tierras a la UAR. Inmediatamente, Lanús procedió a cancelar la operación. "Ni siquiera nos avisaron", protestó un alto dirigente de la UAR al ser consultado por LA NACION. La entidad envió un comunicado a los medios de Pilar en el cual ratifican que Ducoté tenía "total conocimiento" de las gestiones que se estaban llevando a cabo con la cesión de esas tierras.

A comienzos de los planes de alto rendimiento, la UAR había cerrado un acuerdo para la cesión de unas tierras en Benavídez con el ese entonces intendente de Tigre, Sergio Massa. Incluso, el anuncio se hizo con una opulenta fiesta en el Museo de Tigre.

El rugby encontró otro escollo, en este caso con la búsqueda de un terreno para la URBA, en Ezeiza. En aquella ocasión, el tema concluyó en la Justicia por denuncia de un "algún arreglo espurio" de la secretaría de Deportes que comandaba Carlos Mac Allister, según una nota publicada por la nacion el 19 de marzo del año pasado.

La UAR viene recibiendo desde 2009 una partida de la World Rugby destinada únicamente al desarrollo del rugby en el país. Ese dinero acumulado, que se acerca a los 20 millones de dólares, tiene la mayoría de su destino para ese centro soñado, cuyo espejo es el que tiene la Federación Francesa en Marcoussis. La idea es construir canchas de rugby, una concentración para los distintos equipos, una cancha sintética, gimnasios, salones y también trasladar las oficinas allí. Ante los vaivenes políticos, la UAR iniciará otro camino: la compra de un terreno por la vía privada.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.