Cuando estuvo a punto de dar el zarpazo, el destino se lo impidió

Luego de su consagración en el US Open 2009 y por distintos motivos, Delpo nunca pudo constituirse como una amenaza definitiva para atrapar el N° 1
Luego de su consagración en el US Open 2009 y por distintos motivos, Delpo nunca pudo constituirse como una amenaza definitiva para atrapar el N° 1
Gastón Saizla
(0)
26 de febrero de 2014  

Ya quedó en la historia por su consagración en el US Open 2009, tras vencer a Roger Federer, que en Flushing Meadows perseguía su sexto título consecutivo. Pero cada vez que pretendió dar el zarpazo definitivo hacia el N° 1, una mala jugada del destino se lo impidió. Con este nuevo problema, y ya con 25 años, se renueva la pregunta acerca de si Juan Martín del Potro podrá algún día cumplir su gran sueño de comandar el circuito.

En 2008 ya se lo había señalado como un gran candidato a discutirles el reinado a Federer y a Rafael Nadal, que en esa temporada se alternaron el dominio. Delpo dio un gran aviso en el ATP Tour al conquistar cuatro torneos seguidos entre julio y agosto de aquel año: Stuttgart, Kitzbuhel, Los Angeles y Washington. Es cierto que en aquel cuarteto de logros tuvo como rival más complicado a Andy Roddick, por entonces el 9° del mundo, pero el tandilense ya dejaba boquiabierto al público con su derecha demoledora y su autoridad en el court.

Aquel año se clasificó por primera vez al Masters, aunque no superó el round robin. Y apenas unos días después viviría uno de los tragos más amargos de su carrera: la derrota en Mar del Plata ante Feliciano López, primer golpazo de la capitulación ante España en la final de la Copa Davis. Esa frustración también dañó su imagen ante muchos seguidores, que no le perdonaron que le hubiera dado prioridad al torneo previo en Shanghai.

Abrió 2009 con el triunfo en Auckland, luchó con Federer en las semifinales de Roland Garros (estaba dos sets a uno arriba y perdió), se le escapó la final del Masters 1000 de Montreal y en septiembre se bañó de gloria en el US Open. Con la flamante investidura de campeón de Grand Slam, cayó en dos sets ante Nicolay Davidenko en la definición del Masters de Londres.

Por fin, 2010 sería su despegue definitivo, pero no: terminó siendo su temporada fatídica. Lo paradójico es que el 11 de enero de ese año, y por una sola semana, ocupó el 4° puesto del ranking, su mejor ubicación. Fue eliminado en los octavos de final del Abierto de Australia y a principios de mayo, imposibilitado de seguir, se sometió a la operación de la muñeca derecha. En su reaparición, antes de que se despidiera aquel año, fue eliminado en primera rueda en Bangkok y Tokio.

El objetivo principal de 2011 fue volver a los primeros planos, y vaya si lo hizo: el 31 de enero se hundió hasta el puesto 485° del ranking y finalizó el año en el 11° lugar. Sin figuración en los Grand Slam, en ese recorrido acaparó dos títulos: Delray Beach y Estoril.

¿Sería 2012 su inserción definitiva en el top 3? Tampoco, lo concluyó en el 7° lugar. Si bien alzó los trofeos de Marsella, Estoril, Viena y Basilea, no fue suficiente para transformarse en una amenaza directa en lo más alto, en donde dominaban ya los cuatro ases: Djokovic, Federer, Murray y Nadal, en ese orden. Ese año no pudo superar la barrera de los cuartos de final en los Majors de Australia, París y EE.UU. Además, tuvo contra las cuerdas a Federer en las semifinales de los Juegos Olímpicos, aunque debió conformarse con la medalla de bronce, tras vencer a Nole por el tercer puesto.

Delpo falló en una instancia clave de 2013: en Wimbledon, donde perdió en cinco sets frente a Djokovic en las semifinales . Pudo haber sido el gran espaldarazo, en una temporada con 4 títulos (Rotterdam, Washington, Tokio y Basilea), en la que finalizó en el 5° lugar del ranking. Y este año, el panorama se oscureció luego de la alegría en Sydney.

Todavía mantiene varias deudas deportivas: meterse entre los tres primeros, ganar un Masters 1000 y volver a ser finalista de un Grand Slam. Hoy, parece una quimera.

2011

En esa temporada, la ATP lo distinguió con el "Regreso del año", después de haber trepado 247 posiciones y finalizar en el 11° puesto.

18

Los títulos en el ATP Tour. En toda su carrera acumula una ganancia de 15.320.862 dólares. Este año embolsó US$ 173.473

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.