Francia se adjudicó la Copa Davis

En la final, batió a Australia por 3 a 2
(0)
3 de diciembre de 2001  

MELBOURNE (DPA).- Y Francia vivió otra hazaña en la Copa Davis . Lejos de casa, en una superficie -el césped- en la que, aparentemente, estaba incómoda, pero en la que logró un triunfo histórico, inolvidable: como visitante, venció a Australia, el equipo del N° 1 del mundo, por 3 a 2 y se adjudicó la ensaladera de plata por novena vez.

El héroe de la serie fue Nicolas Escudé, de 25 años, dueño del quinto y decisivo punto, al batir al local Wayne Arthurs por 7-6 (7-3), 6-7 (5-7), 6-3 y 6-3. Arthurs reemplazó a Patrick Rafter, que se resintió de una tendinitis del brazo derecho y quedó al margen. El viernes, Escudé había logrado una victoria resonante frente a Lleyton Hewitt.

Ayer, la jornada tuvo una igualdad transitoria. En el primer partido, Hewitt, el mejor jugador de la actualidad, se impuso a Sebastien Grosjean por 6-3, 6-2 y 6-3.

Australia tenía todo preparado para la fiesta y terminó en fracaso. Francia, sustentado en la fuerza de su base- es otra de las grandes potencias- y en la experiencia del veterano Cedric Pioline, pasó de punto a banca.

Pero el festejo francés, que seguramente tendrá su prolongación en Champs-Elysées, tiene otro costado deportivo importante: es el primer conjunto, desde 1972, que se adjudica la Copa Davis disputando todas las series como visitante. El último había sido Estados Unidos.

En el camino al título, Francia venció a Bélgica por 5 a 0 (en Gante), a Suiza por 3 a 2 (en Neuchatel) y a Holanda por 3 a 2 (en Rotterdam).

Australia, que visitará a la Argentina entre el 8 y el 10 de febrero, por la rueda inicial del Grupo Mundial de 2002, perdió su segunda final consecutiva.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.