Venus, con todo: no le tiene miedo a nadie

A la espera del debut, la defensora del título mostró su confianza
(0)
28 de agosto de 2001  

NUEVA YORK (EFE).- La norteamericana Venus Williams, cuarta favorita y defensora del título, hizo su desembarco en el complejo de Flushing Meadows mostrando una excesiva dosis de confianza. Antes de su debut ante la eslovaca Lenka Dlhopolcova, una jugadora proveniente de la rueda clasificatoria, la mayor de las hermanas negras, de 21 años, sentenció: "No pienso en los problemas que me pueda generar ninguna rival en particular. Lo único que importa es concentrarme en el juego que tengo que desarrollar para conseguir la victoria en cada partido".

Venus viene de ganar por tercera vez el torneo de New Haven, escala previa al último Grand Slam de la temporada. Este año logró defender con éxito su título en Wimbledon. Y ahora desea hacer lo mismo en el abierto de su país.

"Mi objetivo es conseguir de nuevo la victoria. Pienso que puedo llegar más lejos en mi juego. Nunca me puedo sentir contenta con lo que he conseguido. Es mi mentalidad, buscar más cosas y no conformarme", señaló.

Williams manifestó que el tenis femenino de los Estados Unidos vive un gran momento, especialmente por sus rendimientos, el de Jennifer Capriati -el match que todos quieren ver- y por el momento de ascenso que está viviendo Lindsay Davenport.

Pero a diferencia de otras oportunidades, Venus descartó hablar sobre un hipotético enfrentamiento con su hermana menor, Serena, con quien sólo se cruzaría en el encuentro decisivo.

"Hace tiempo que no veo cómo juega Serena, no estoy al tanto de su rendimiento", dijo Venus, escuetamente.

Aunque no quiso explayarse sobre este tema, Venus no le escapó a la controversia que reina en el circuito femenino. Martina Hingis es la N° 1, pero, desde 1999, las que ganan los torneos de Grand Slam tienen otros nombres.

"Creo que lo que tiene mayor importancia son los triunfos. Y en estos años yo conseguí algunos. En el caso de que tanto Jennifer (Capriati) como yo logremos el título aquí podremos alcanzar la cima del ranking. Y pienso que será merecido", dijo Venus, antes de despedirse. Con la frente alta y el paso seguro. Plena de confianza.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?