Invicto y demoledor

El potrillo Little Jim pasó de largo en los 300 m y repitió el éxito del debut; From the Sky lo escoltó desde cuatro cuerpos
Carlos Delfino
(0)
18 de mayo de 2003  

En el Gran Premio Montevideo (G I-1500 m), de ayer en Palermo, el potrillo Little Jim respondió a su favoritismo y no sólo mantuvo su invicto con una victoria contundente. Con una performance que ratifica las expectativas que sembró desde sus primeros aprontes, el hijo de Roar y Clavija instaló su nombre entre los más serios aspirantes al cetro de mejor dos años macho.

"Es un muy buen caballo; lo demostró aunque la carrera era exigente y llegó a quedar penúltimo. Lo veo parecido a City West (ganador de la Polla de Potrillos y el Jockey Club de 2000), pero con mayor sanidad", señaló Roberto Pellegatta, el entrenador del ejemplar que sumó su segundo éxito, esta vez por cuatro cuerpos sobre From the Sky.

Este último se encargó de ponerle presión al puntero Sadler´s Roar y había quedado al frente en la recta final cuando el líder cedió el protagonismo. Pero desde los 300 m, por media cancha y como si el barro fuera una alfombra, la carga de Little Jim fue incontrolable.

"Nos ganó un potrillo que cuenta con una marcha más: tiene caja de quinta", bromeó Alfredo Gaitán Dassié, cuidador del escolta. Estaba tan satisfecho por el desempeño de su crédito como Angel Ramírez, el jinete, que aseguró que "para mí es casi un triunfo, ya que no conocía la pista, nunca antes había viajado y todavía necesita tranquilizarse".

Esos conceptos resaltan el valor de la victoria de Little Jim, que buscará su tercer éxito el 28 de junio próximo, en San Isidro, en el Estrellas Juvenile (1600 m). Y así, como su hermano materno Lord Jim, cerrar su campaña de dos años sin derrotas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.