Optimismo puro

Los entrenadores Ernesto Romero y Juan Carlos Maldotti esperan confiados el República Argentina
Carlos Delfino
(0)
29 de abril de 2004  

Una jornada con cuatro cotejos de Grupo 1 como la que se vivirá pasado mañana en Palermo genera enormes expectativas, pero seguramente serán mayores aún en aquellos profesionales que sueñan con levantar alguno de los trofeos destinados a los ganadores de los grandes premios República Argentina, De las Américas-OSAF, Ciudad de Buenos Aires y Montevideo.

Para el primero de ellos, que volverá a efectuarse un 1° de mayo como hace cuatro años, cuando se impuso Sei Mi, los entrenadores Ernesto Romero y Juan Carlos Maldotti llegan muy confiados en repetir un triunfo que ya saborearon en las pocas ediciones que se hicieron este siglo.

Romero presenta a Mr. Redford, reciente ganador del Comparación por varios cuerpos, y se ilusiona con que su crédito emule la cosecha de Maipo Fitz en 2001, cuando éste enhebró ambos clásicos con la conducción de Jorge Valdivieso. "Justo hoy (por anteayer) recordábamos con Valdi que habíamos ganado el República Argentina juntos", confiesa Ernesto, al pie de una de las escaleras del primer piso de la Tribuna Oficial del Argentino.

Esa charla con el jinete mendocino no fue improvisada, pues también le pidió su opinión para elegir el orden de salida, que será el 4, al igual que para su carta en el OSAF, Abroquelado, que tendrá a Jacinto Herrera en su cruz.

"Los problemas al largar de Mr. Redford quedaron atrás; lo hizo dos veces cuando salió junto a los palos en San Isidro. Los caballos buenos superan todos los escollos", asegura, y enseguida pone énfasis en las virtudes del hijo de Numerous: "Terminó de madurar, se fogueó y ganó con contundencia el Comparación, aunque nunca había venido a Palermo; tiene muchas posibilidades".

Romero no hace hincapié en ningún rival en particular, pero alerta que su caballo "correrá donde venga cómodo, pero no creo que sea lejos".

Maldotti ganó en 2003 con Rey Rex y lanza, entre sonrisas, una frase que expresa un deseo: "Sólo pido tener la misma suerte". Claro que el preparador sabe que las posibilidades de Grand Vitesse y la yegua Luna Local no están sujetas al azar.

"En carreras sobre 2500 metros se nota mucho más la mano del jockey y del cuidador y la calidad del caballo. Los míos andan muy bien y tienen nivel para este tipo de clásicos, pero son varios los que sobran. Por respeto no te voy a decir cuáles son, pero se va a ver en el resultado porque algunos van a querer volverse al stud en los 1200 metros", señala, y se ilusiona con Grand Vitesse porque "cuanto más parejo sea el desarrollo, mejor va a ser para él, que es muy dúctil para llevar y, además, lo corre Pablo (Falero)".

Si bien están acostumbrados al éxito en los clásicos, Romero y Maldotti siempre tienen lugar para otro trofeo de este nivel.

Subasta a beneficio

Hasta las 14.20 de mañana, en www.sales.org.ar/subastas podrá ofertarse por dos entradas, que incluyen estacionamiento, acceso a la Tribuna Oficial y dos almuerzos, para pasado mañana en Palermo. Lo recaudado será en beneficio de la Fundación Sales, que apoya la investigación sobre el cáncer.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.