Banqueros y economistas coinciden en que hay que mantener la tranquilidad

El presidente del Banco Nación consideró que "no hay razón para que se retraiga el consumo; el titular del Ciudad pidió "absoluta tranquilidad"; el economista Claudio Lozano considera muy complicado el paquete de medidas
(0)
3 de diciembre de 2001  • 11:02

Olivera: "No hay razón para que se retraiga el consumo"

El presidente del Banco de la Nación, Enrique Olivera, expresó esta mañana su esperanza de que las nuevas medidas económicas no generen más recesión, al afirmar que si bien ello podría ocurrir "mientras dure la incertidumbre", consideró que "no hay ninguna razón para que se retraiga el consumo".

Olivera estimó que "rápidamente la gente que por supuesto siente incomodidad en este momento por tener que adecuarse a estas decisiones" va a comprenderlas, y una vez que se despeje "la incertidumbre", y que por ello "no hay razón para que haya recesión".

El funcionario reconoció, en diálogo con radio Continental, que las medidas "no es que sean libres de parte del gobierno, sino que el gobierno hizo lo que entendió menos malo".

El presidente del Banco Ciudad pide tranquilidad

El presidente del Banco Ciudad de Buenos Aires, Roberto Feletti, pidió hoy "absoluta tranquilidad" a los clientes de esa entidad financiera, ya que "su ahorro no ha sido tocado", y remarcó que el dinero "está disponible por nuevos sistemas de medios de pago", por lo cual los aconsejó "tomarse su tiempo para adoptar decisiones".

Por otra parte, aseguró que todas las sucursales del banco extenderán, en principio, su horario de atención al cliente hasta las 18.

"Nosotros atendemos normalmente hasta las 4, la idea es extenderla, en principio, hasta las 6 de la tarde. De todos modos, durante el día se va a ver y si es necesario extenderlo más se va a hacer, pero el hecho concreto es que no haya ni aglomeración ni quede gente sin atender", explicó.

Feletti dijo que "por estos 90 días si hay algún ahorrista o alguna persona que necesita una caja de ahorro con carácter perentorio porque carece de otros medios de pago y necesita monetizar de algún modo en este nuevo sistema sus ahorros, la apertura de la cuenta será sin cargo".

Para ese trámite, apuntó que sólo se deberá presentar el DNI, sin necesidad de CUIL o CUIT.

En cambio, afirmó que "si es alguien que tiene plazo fijo, lo va a pasar a una caja de ahorro y usar una tarjeta de débito, eso sí va a tener costo".

También comentó que el banco venderá al público "hasta mil dólares" con la convertibilidad 1 a 1.

Respecto de la operatoria de todos los bancos, enfatizó que "nosotros estuvimos todo el fin de semana trabajando para esmerar la atención en la apertura de las cajas el día de hoy porque entendemos que va a ser un día muy complicado para todos los bancos".

"Yo le pediría a la gente que esté absolutamente tranquila que su ahorro no ha sido tocado, está disponible por nuevos sistemas de medios de pago y que tome su tiempo para tomar decisiones", resumió el contador.

Por último, especificó que "hoy lo fundamental es colocarle a la gente cualquiera de los distintos medios de pago que dispone el nuevo sistema: tarjeta de débito, de crédito, transferencia electrónica sin costo, cheque de mostrador o cancelatorio si lo requiere, para que pueda movilizar sus ahorros".

"El paquete de medidas es muy complicado"

El paquete de medidas económicas dispuesto por el Gobierno este fin de semana resultará "muy complicado" para la población a la vez que generará un nivel de "conflictividad muy importante", vaticinó hoy el economista Claudio Lozano.

Lozano también advirtió que "tampoco hay nada que indique que se están resolviendo los problemas principales para retomar el rumbo económico" a través de estas medidas, que incluyen un fuerte límite a la extracción de dinero de los bancos.

El economista indicó que "primero se debe recomponer la posibilidad de que exista una demanda, lo que es una cuestión absolutamente indispensable para recuperar la producción nacional".

También criticó que "no hay ninguna estrategia que recomponga la estructura de precios, bajando la tasa de interés, y protegiendo la producción local respecto a la extranjera. Si no hay definiciones sobre eso, no hay condiciones para salir del atolladero en que estamos".

Las medidas tendrán "un efecto muy complicado en el común de la gente, generando una conflictividad muy importante", alertó.

Además, estableció que "el problema es que se agotó en Argentina el régimen donde la especulación financiera se sostenía sobre la base de la apoyatura del Estado. Primero, porque no hay capacidad para endeudarse, y segundo, porque el Estado se ha quebrado y en vez que esto implique una modificación drástica, lo que se hace es tratar de salir preservando sólo el interés de los sectores protagonistas de esta etapa, los bancos".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.