Las lluvias esquivaron a las zonas más afectadas por la sequía en la región núcleo bonaerense