Las nuevas condiciones agrícolas le dieron un golpe a los farmers