La crisis que no cesa. Cardoso dice que la moneda del Brasil resistirá