Con el puerto dragado y un aumento de las exportaciones, Mar del Plata espera inversiones

El Consorcio Portuario terminó la operación complementaria que garantiza el pleno funcionamiento por los próximos dos años; también se presentó la licitación del predio de los silos
Roberto Garrone
(0)
20 de diciembre de 2018  

Mar del Plata completó la segunda etapa del dragado con la Omvac 10 de la empresa española Canlemar SL. La obra permite garantizar la operatoria diurna y nocturna de grandes buques hasta 2020, año en que el puerto adherirá al Plan Nacional de Dragado para recibir financiamiento.

Casi en simultáneo, el Consorcio Portuario presentó en sociedad el pliego de licitación nacional e internacional del predio de los silos. Más de cuatro hectáreas improductivas desde hace una década que incluye una parte del muelle 3 para regularizar y crecer en la planificación del movimiento de cargas.

El Consorcio piensa conformar una terminal multipropósito pública, con un operador privado que invierta unos 20 millones de dólares en un plazo de concesión de 30 años. En un principio la Manzana de los Circos, conocida popularmente así por la instalación de carpas en la temporada de verano, integraba el predio a licitar, pero la semana pasada la retiraron del pliego. Las ofertas se conocerán el 18 de febrero de 2019 y quien sea adjudicado deberá demoler los 30 silos, la galería del elevador de granos, rellenar el terreno –ya que el edificio tiene un subsuelo de 10 metros–, construir una rotonda externa para la circulación de los camiones, conformar la plazoleta para posicionar contenedores y poner en condiciones el muelle de amarre. El pliego no aclara si es el Consorcio o el adjudicatario el encargado de dragar el muelle 3 para poder recibir a los barcos de contenedores.

Las obras y los anuncios de inversión en el puerto marplatense ocurren en un contexto singular: siendo el principal puerto pesquero del país, este año los desembarques se reducirán en 50 mil toneladas, un 15% menos de las recibidas en 2017. La merma se explica por la menor rentabilidad del pescado fresco en comparación con el langostino, hecho que provocó la migración entre junio y noviembre de unos 70 barcos fresqueros para participar de la zafra de marisco y operar desde puertos patagónicos.

Pese a la reducción de los desembarques pesqueros, la carga exportable desde el puerto marplatense aumentó un 16% en los primeros diez meses del año en relación con el mismo período del año pasado. Las cifras fueron divulgadas por Terminal de Contenedores 2 (TC2), el operador del servicio en el 3er. Encuentro de Logística Portuaria y Comercio Exterior, que organizó el mes pasado en la ciudad.

El fenómeno responde a la decisión de las empresas de apostar por un puerto dragado, previsible, con escalas que se ajustan a la demanda, pero cuya frecuencia no supera los 10 días y un servicio que ofrece seguridad y eficiencia.

En el dragado en continuado 2017/2018 se removieron cerca de un millón de metros cúbicos que fueron financiados íntegramente por el presupuesto del propio Consorcio: algo más de US$5 millones, un costo inferior al pagado por la administración anterior que removió una cantidad similar y pagó el doble.

Afrontar el costo del dragado con fondos propios generó algunas consecuencias negativas para el puerto. En octubre la Prefectura Naval Argentina determinó que la terminal portuaria no reunía los requisitos mínimos para mantener vigente la declaración de cumplimiento del código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP).

La administración portuaria levantó la declaración dos semanas después luego de invertir algo más de un millón de pesos en la compra de alambre de púas para el cerco perimetral, lámparas para mejorar la iluminación en muelles interiores, cámaras de seguridad y una alarma con sensores de movimiento. El sistema de registro de ingreso y egreso en los accesos de las terminales 2 y 3 todavía no funciona de manera automática. El pliego de licitación del predio de los silos generó ciertas expectativas en la comunidad portuaria junto con alguna polémica. La administración que encabeza Merlini contrató por 540 mil pesos como consultor externo al estudio de ingeniería portuaria que encabeza Juan Larrague a fines del año pasado para elaborar el borrador del proyecto.

El 23 de marzo, el por entonces ministro de Agroindustria –hoy secretario– Luis Etchevehere, cedió el predio a la gobernadora Vidal. En todo este tiempo, el proyecto se retroalimentó con distintos operadores pesqueros y portuarios. La interacción no habría sido suficiente, ya que el pliego desconoce la existencia del operador privado.

No es la primera vez que ocurre. En octubre de 2016, TC2 presentó un proyecto para desarrollar en el predio de los silos una terminal multipropósito sobre el espigón 3. Unido a capitales de la propia industria pesquera, nacionales y chinos, el plan contemplaba una inversión de US$20 millones, siendo un proyecto muy parecido al pliego que acaba de anunciarse, el cual no contempla ningún aliciente para el prestador que muestra uno de los pocos brotes verdes que exhibe el puerto marplatense, dominado por el derrumbe de los desembarques pesqueros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.