Cuchuflito. La empresa que aprovechó los dichos de Cristina Kirchner para crear un producto y vender más

Las cuchuflito son unas mini rococó
Las cuchuflito son unas mini rococó
(0)
18 de septiembre de 2019  • 17:49

Juan Carlos Marinozzi es el fabricante detrás de las galletitas Cuchuflito, unas mini rococó bautizadas con ese nombre después de los dichos de Cristina Kirchner sobre la proliferación de segundas y terceras marcas durante el macrismo. Pero, de acuerdo con él, no hubo una intencionalidad política en esta decisión.

"El nombre surge por un cliente de Venado Tuerto que tiene una cadena de venta exclusivamente de productos nacionales. Él trabaja las tostadas, que es nuestra fábrica principal, inscribe la marca Cuchuflito y nos pide hacer los productos", contó Marinozzi, entrevistado por el secretario general de Redacción de LA NACION, José del Rio, en el programa "Comunidad de Negocios".

En cuanto a si hubo una intencionalidad política, Marinozzi dijo que no podría decirlo porque el dueño de la marca es otro, pero que no cree que haya sido el caso porque, según él, las pymes "no involucran a la política en su gestión comercial".

Entrevista al empresario Juan Carlos Marinozzi

08:12
Video

En tanto, consultado sobre la situación de las pymes con la volatilidad del dólar, dijo que es algo que se vive muy mal, si bien la crisis siempre dejan algo a favor si el empresario está preparado.

"El problema está en los costos. Nuestra industria depende del dólar por el empaque, la caja, los ingredientes, las materias primas así que los costos se ajustan inmediatamente, pero uno no llega a actualizar los precios como actualiza el dólar", describió.

Por último, contó que su empresa está ubicada en Los Quirquinllos, Santa Fe, pero que tuvieron que hacer una planta importante en el área industrial de Carcarañá porque en Los Quirquinllos, un pueblo de 2800 habitantes que alberga a cinco pymes alimenticias, no tienen gas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.