Del Colón a los graffitis: los tours temáticos se imponen en las plataformas

María Julieta Rumi
(0)
24 de julio de 2019  

Desde una recorrida fotográfica por los barrios de Buenos Aires de la mano de un documentalista o la posibildad de crear y diseñar tu propio mate, hasta un tour personalizado de una mujer nativa de Puerto Iguazú que te lleva a conocer las comunidades indígenas, las actividades turísticas no tradicionales cobran fuerza en las plataformas que venden vuelos, hospedajes y paquetes y son el nuevo negocio que despunta en el sector.

De acuerdo con la secretaría de Turismo de La Nación, en 2018, la Argentina recibió 6.941.828 turistas extranjeros, lo que representó un crecimiento del 3,4% respecto del año anterior. Y sólo los que llegaron vía aérea gastaron 3.197 millones de dólares, sin contar el gasto en pasaje.

En tanto, los residentes que viajaron por el país ascendieron a 89.920.733 visitantesy 238.483.404 pernoctes y gastaron en total casi $178.000 millones.

Y parte del gasto va a actividades recreativas. Por caso, un 12% de los turistas internos visitó museos, monumentos y parques temáticos; un 9,9% salió a la noche a discotecas, pubs, etc.; y un 4,9% fueron al teatro, al cine, a ver conciertos o a recitales.

"El negocio de las actividades turísticas es el tema, lo que están mirando todos en el mundo y acá. Es un negocio rentable y en la Argentina hay oportunidades para crecer por la llegada de turistas. Para las plataformas es aprovechar que se tiene al cliente y ofrecerle actividades", explicó al diario La Nación Julián Gurfinkiel, co-fundador de Turismocity.

Según él, los grandes jugadores del sector son GetYourGuide, Klook, TripAdvisor y Airbnb y, por otro lado, cada vez más personas se vuelcan a dar tours gastronómicos o temáticos porque no es necesario tener una empresa para ofrecerlos.

"Lo que crece es la cantidad de gente que no se dedicaba a ofrecer tours y ahora sí. Es lo que permitieron las plataformas: que un arquitecto se reserve los jueves para hacer tours arquitectónicos o que cualquiera haga un tour de degustación de cupcakes, por ejemplo", agregó.

En este sentido, anticipó que ya están arrancando a trabajar en una plataforma propia de tours y actividades, aunque aún no tienen decidido si va a nuclear a empresas o solo particulares.

Y la compañía que se volcó decididamente por los particulares es Airbnb con las Experiencias. Jordi Torres Mallol, director regional para las Américas en Airbnb, dijo a este diario que se lanzaron hace más de dos años con 500 opciones en 12 ciudades y hoy ya existen más de 40.000 en más de 1000 localidades. "En Buenos Aires se lanzaron en diciembre de 2017 y en junio de 2018 se habilitaron en el resto del país. En la Ciudad comenzamos con 50 opciones únicas y hoy ya existen alrededor de 250 Experiencias. Por lo general, Buenos Aires ocupa el tercer lugar, después de México DF y La Habana, en cuanto a las reservas de Experiencias en Latinoamérica", contó.

Y dijo que Buenos Aires se destaca puntualmente en las categorías Comidas y bebidas, Arte, Historia, Entretenimiento y Salud y Bienestar, "reafirmando así su lugar como un destino diverso".

Y muchos anfitriones de la plataforma estarían migrando a ofrecer experiencias también como Marysol, de 37 años, vecina del barrio porteño de La Paternal. "Personalmente sí, he pensado la idea de armar Experiencias. Me estoy por recibir de profesora de Historia y, por otro lado, amo mi ciudad. Es hermosa y su gente lo es también y eso me empuja a querer armar algo para los huéspedes y otros viajeros que nos visitan. Todos con los que he compartido me empujan a hacerlo, así que veremos cómo se dará este proyecto", confió.

"Los mejores anfitriones son aquellos que conectan con sus huéspedes y los ayudan a vivir como verdaderos locales. Desde una cabalgata guiada por un experto local por las sierras de Córdoba, o un taller de tejido en telar en un centro cultural de Salta, hasta una recorrido por los bares ocultos de Buenos Aires, son diversas las actividades que ofrecen los anfitriones y mediante las cuales logran mostrar la cultura local a viajeros de todo el mundo", señaló Torres Mallol.

Otro jugador a nivel mundial en cuanto a actividades turísticas es la empresa Civitatis, una plataforma española con mucha presencia en el país.

"Nos enfocamos en el turista internacional y en el regional. Ofrecemos todo lo que hay que hacer en cada destino y tratamos de resolver lo local con un proveedor local", aseguró el fundador y CEO Alberto Gutierrez Pascual y dijo que, si bien no hacen foco en eso, hay gente local que contrata tours y actividades en su propia ciudad.

En lo que va del año, 4.392 extranjeros y 1.443 argentinos han contratado servicios de Civitatis en el país. Los extranjeros provienen fundamentalmente de de España, Chile, Brasil, México, Colombia y Uruguay ya que el fuerte de Civitatis está en el mercado hispanohablante.

Más opciones

En tanto, fuentes de Despegar dijeron que la compañía está atravesando "un proceso de transformación donde el objetivo fue ir pasando de un vínculo transaccional a un vínculo más emocional". "Este camino que emprendimos hace un tiempo, está asociado a las oportunidades que queremos ofrecer a nuestros viajeros y el potencial que sabemos tiene esta industria y, con ese horizonte, todos nuestros equipos trabajan día a día", contaron.

En 2009 ampliaron sus productos, diversificando el negocio más allá de vuelos, abriendo la posibilidad de reservar hoteles. Hoy en día tienen actividades, cruceros, traslados, seguros, micros, paquetes, escapadas y un montón de productos pensados para los gustos de cada viajero. El 63% de los ingresos son por paquetes, actividades y alojamientos, entre otros.

Y entre las cosas que se pueden contratar por Despegar están los tours no convencionales como una clase para aprender a hacer graffitis en Brooklyn, Nueva York.

Por último, entre las opciones de tours no tradicionales disponibles en Avantrip figuran un recorrido gastronómico en los Caminos del Vino - Mendoza con visitas guiadas a las principales bodegas y un circuito gastronómico en Salta para conocer productos y especias locales.

"Los tours gastronómicos o no tradicionales crecen por la demanda de turistas que quieren tener una experiencia local directa y contacto con la naturaleza y las personas del lugar. Esta tendencia crece especialmente en las ciudades tradicionales, ya muy visitadas por los turistas. Son experiencias cortas y accesibles que no demandan días completos pero ayudan a despertar la curiosidad", concluyó Gabriel Bianchi, jefe de destino Argentina, Sudamérica y Europa de Avantrip.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.