El Banco de Japón, satisfecho ante caída del yen