El grupo Zurich prevé una inversión de US$ 60 millones

La compañía cree que es un buen momento internacional para vender seguros
Silvia Stang
(0)
4 de diciembre de 2001  

"Estamos en la Argentina y creemos en la Argentina. Confiamos en que habrá una salida para la crisis." A modo de conclusión, tras su breve visita al país, Martin Feinstein, miembro del comité ejecutivo del Grupo Zurich Financial Services, reafirmó los planes de la compañía para sus operaciones en la Argentina y consideró que, tras los atentados del 11 de septiembre en los Estados Unidos, el mercado asegurador vive hoy un momento "muy interesante, que presenta más una situación de desafío que de miedo".

El grupo asegurador, que concentra sus operaciones locales en Zurich Argentina e Eagle Star International Life Ltd., prevé invertir US$ 60 millones en los próximos tres años. Los números del año 2000 mostraron una facturación de US$ 254 millones y utilidades por US$ 4,6 millones.

En todo el mundo, el grupo emitió pólizas en ese período por US$ 50.000 millones y tuvo US$ 2330 millones de ganancias. Feinstein es el CEO de Zurich en América del Norte para el segmento de pólizas individuales y el responsable de América latina, aunque destacó que las decisiones de inversión en la región se han transferido a un ejecutivo en Chile.

-¿Cambió en algo su percepción de la crisis por su visita al país?

-Veo desde acá que puede haber solución, aunque va a llevar un tiempo. La historia del país demuestra que se ha salido de una y otra crisis. Cuando uno está en el exterior, por ejemplo en los Estados Unidos, ve una dimensión de los hechos: números, cifras, indicadores. Pero al hablar con la gente acá se percibe que, si bien no existe ya la solución perfecta, sí hay una solución posible en el futuro. En general percibo optimismo.

-Desde ese optimismo, ¿cuáles son los planes de la firma en la Argentina para los próximos tiempos, teniendo en cuenta los resultados obtenidos hasta ahora?

-La situación presenta muchos desafíos, pero invertimos teniendo en cuenta el largo plazo. Si aprovechamos la oportunidad y manejamos bien la situación, podremos ver las ventajas que nos ofrece el mercado.

La mejor noticia es que el desempeño de Zurich Argentina ha mejorado constantemente. Ha comenzado a generar ganancias y eso demuestra que los ejecutivos locales entienden el negocio y la situación del país. Vamos a trabajar mucho en poner el foco en el cliente, algo que acá ya se trabaja en la dirección correcta. Estamos analizando nuevos productos y un trabajo de profesionalización de los agentes de venta. Todo eso implica importantes inversiones.

-¿Qué efectos tiene y va a tener el nuevo escenario mundial, tras los atentados del 11 de septiembre, en el sector de seguros?

-Se estima que las grandes aseguradoras involucradas tendrán entre US$ 40.000 millones y US$ 70.000 millones de pérdida. En nuestro caso, vamos a pagar entre US$ 700 millones y US$ 900 millones. Es una cifra importante para cualquier empresa, pero como nos significa el 2% de la prima, no nos afecta terriblemente.

Se está trabajando con el gobierno de EE.UU. para acordar que, en caso de siniestros por ataques terroristas, las aseguradoras cubran hasta determinado monto, y el resto quede a cargo del Estado.

Por otro lado, los precios del seguro van a subir y se redistribuirán los capitales. Es un buen momento para la industria; no nos asusta.

-¿Se plantea un desafío para ganar posición frente a la competencia?

-Creo que toda la industria va a asumir sus responsabilidades con el atentado. La situación representa una oportunidad y, de hecho, se están creando 4 empresas con sede en Bermudas. En lugar de que haya miedo, hay empresas que llegan al mercado. Es un momento muy interesante. En nuestro caso, una de las ventajas de invertir en América latina es que repartimos el riesgo. Y eso, hoy más que nunca, nos da una ventaja.

Poncio, en la superintendencia

  • Tras la renuncia de Juan Pablo Chevallier Boutell, conocida el viernes pasado, asumió ayer Rubén Poncio en el cargo de superintendente de Seguros. Poncio seguirá ocupándose de la liquidación del Inder, como una tarea ad honórem, hasta el 31 de este mes. Por otra parte, la gerencia jurídica del organismo informó ayer que, después de la notificación de la medida dictada por la Justicia contra la decisión del anterior superintendente, la compañía LUA La Porteña podrá seguir emitiendo pólizas normalmente.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.