Ford reducirá su personal en la Argentina

La compañía no definió a cuántos despedirá; prevé que el mercado local caerá de 185.000 a 110.000 autos el año próximo
Alejandro Rebossio
(0)
29 de diciembre de 2001  

Hace unos meses las máximas autoridades de la casa matriz de Ford habían advertido sobre futuros ajustes en la Argentina. Ayer comenzaron a hacerse efectivos.

La automotriz norteamericana anunció una reducción de personal que afectará a 1600 trabajadores de las filiales de Venezuela, Brasil y la Argentina. No se precisó cuántos corresponden a este último país. Los analistas opinan que el mayor recorte incidirá en la Argentina porque cuenta con el mercado más pequeño de los tres. Este año, Venezuela pasó al segundo lugar.

Primero se lanzará un programa de retiros voluntarios y sólo después se iniciarán los despidos, si resultaran necesarios para alcanzar el número de ajuste deseado. La única planta sudamericana inmune a los recortes será la nueva de Bahía, Brasil, donde empezarán a fabricarse un modelo del segmento del Fiesta y una camioneta 4x4.

La fábrica de Ford en la Argentina, ubicada en la localidad bonaerense de Pacheco, continuará produciendo tres modelos: Focus, Escort y Ranger. Al igual que las otras nueve terminales automotrices asentadas en el país, Ford está sufriendo la recesión y ha venido aplicando suspensiones al personal.

Este mes, en el que todos los operarios debieron tomarse vacaciones, 50 empleados dejaron la compañía por despidos o retiros voluntarios. Desde hace unos meses, en los alrededores de la planta se leen pintadas del sindicato advirtiendo sobre posibles despidos. Finalmente, se produjeron.

"Con el objetivo de diseñar un negocio viable a largo plazo, el plan (de la empresa) requiere que las operaciones de manufactura existentes se ajusten, hasta lograr una capacidad productiva acorde con la demanda proyectada para los próximos años", dice el comunicado de Ford. La Argentina cerrará este año con un mercado automotor de 185.000 unidades, frente a los casi 500.000 que supo alcanzar en los años noventa con el régimen del Mercosur. La proyección para 2002 aparece aún más sombría: 110.000 vehículos, cerca de los 90.000 que se vendían en 1989.

La estrategia regional de Ford apunta a mejorar la competitividad y desarrollar nuevos destinos para sus exportaciones. El 55% de lo facturado este año en la Argentina viene del exterior, frente al 39% en 2000.

La automotriz exporta al Mercosur, Chile, Bolivia, Perú y México, aunque la continuidad de las ventas a este país depende de que se firme un acuerdo específico entre el bloque regional y la nación azteca. También está comenzando a negociarse un convenio automotor entre el Mercosur y la Unión Europea, que le permitiría a Ford Argentina exportar piezas al Viejo Continente.

La facturación de la filial local caerá en 2001 a 960 millones de pesos, el 9,85% respecto del año pasado. Las ventas internas bajaron a 430 millones, el 33%. La recesión del consumo argentino fue compensada por las exportaciones, que crecieron a 530 millones, el 25,2 por ciento.

Ford exportó 41.100 unidades e importó sólo 1400 en el año. Hasta noviembre había vendido 24.504, el 14,6% del mercado de ventas a concesionarios. La producción ascendía a 49.000 automóviles, el 2% menos que en el mismo período de 2000.

El ajuste de Ford tal vez sea el primero de una lista para el año nuevo en la industria automotriz. En el sector preocupa la continua contracción del mercado. Además, se estudian los efectos contrapuestos de una devaluación: 1) encarecería los autos importados, 2) aumentaría el precio de las autopartes extranjeras, lo que impactaría en las terminales con baja integración nacional de piezas, 3) a largo plazo crecerían las ventas de autopartes nacionales, 4) favorecería la exportación, 5) pulverizaría el mercado interno si la depreciación resulta muy elevada.

Fábricas frenadas

Fiat: redujo a un nivel mínimo su producción de autos.

Iveco: se llevó a Brasil la producción de camiones pesados y sólo dejó la de medianos.

Volkswagen: el sindicato alertó que no se reincorporarán a 282 empleados despedidos.

Renault: trabajó este año sólo seis meses.

Scania: suspendió personal, pero negó que vaya a irse.

Peugeot Citro‘n: despidió a 550 personas a fines de año.

DaimlerChrysler: cerró la planta de Jeep y también aplicó despidos y suspensiones.

Toyota: es la única terminal que mantuvo su personal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.