La constructora española OHL tropieza con baches en México