Exportaciones. La cultura marca el ritmo del comercio con Brasil