srcset

Algo no salió bien

La historia de terror de la joven actriz que vio cómo su carrera se iba al demonio

Carlos Manzoni
(0)
9 de septiembre de 2019  • 00:36

Ella aterrorizó a todos con apenas 14 años, pero después de eso fue su propia vida la que se convirtió en una película de terror. Linda Blair irrumpió de manera estelar en el mundo del cine en 1973, cuando interpretó de forma magistral a Regan Mac Neil, una niña poseída por el demonio, en el film El exorcista, pero en solo cinco años todo se le vino abajo.

Linda Denise Brisia Blair, tal su nombre completo, nació el 22 de enero de 1959, en Saint Louis, Missouri, Estados Unidos. Hija de un piloto de pruebas de la Armada y de una agente inmobiliaria, desde muy chica se mostró como una apasionada de los caballos y llegó a ganar varias competiciones en equitación.

Empezó a actuar en comerciales cuando tenía seis años, pero su idea no era hacer una carrera como actriz o modelo, sino que, en realidad, su plan era usar su trabajo en el espectáculo para recaudar dinero y estudiar veterinaria o medicina. Al principio, no tuvo mucha suerte, ya que audicionó para las series Flipper y Lassie, pero no la eligieron en ninguna de las dos.

Pero a los 13 años, su vida daría un giro inesperado. Su madre decidió llevarla a la audición para interpretar a Regan Mac Neil, en El exorcista y, a pesar de que no tenía una cita para presentarse ante el equipo de casting, Linda conquistó a los productores, porque recitaba los diálogos obscenos sin inmutarse.

Columna Algo no salió bien, en Lo que el día se llevó

13:09
Video

Fue elegida entre 600 postulantes para interpretar, como se dijo, el papel de la pequeña Regan, una niña de 12 años víctima de una posesión satánica. La película El exorcista, dirigida por William Friedkin ( Contacto en Francia), fue un éxito total de taquilla, a pesar de que muchos espectadores abandonaron la sala horrorizados o se desmayaron durante la proyección (todavía hoy es el mayor éxito de la Warner si se ajusta la taquilla a los valores actuales).

Linda estuvo nominada al Oscar, en 1974, como mejor actriz de reparto. Finalmente, no ganó el premio de la Academia, pero la interpretación de la chica que levitaba, escupía vómito verde y giraba 360 grados el cuello le valió un Globo de Oro y el Premio del Público a la Mejor Actriz de Reparto. Además, tal como lo remarcó el diario español ABC, la crítica alabó sin fisuras de qué manera la jovencísima actriz, de sólo 14 años, había hecho creíble aquel personaje, transformándose físicamente y pronunciando sonidos guturales.

Blair y su personaje en El Exorcista
Blair y su personaje en El Exorcista

Al cumplir 15 años, Linda Blair, la chica que amaba a los caballos, se había convertido en una estrella del cine y parecía predestinada a erigirse como un mito adolescente, con una extraordinaria proyección en la industria cinematográfica. Tenía éxito, popularidad y, por supuesto, mucho dinero. Estaba en su mejor momento. Pero... siempre hay un "pincelazo" que lo arruina todo.

Apenas terminó la promoción de la película, Linda empezó a recibir amenazas de muerte por teléfono y por correo, provenientes de fanáticos religiosos que no aprobaban el argumento de El exorcista. Debió mudarse varias veces debido a eso y aceptar ser protegida por guardaespaldas todo el día, por lo que quedó muy afectada emocionalmente. Pero eso no fue todo: al crecer y cambiar su fisonomía, tuvo que dejar de actuar por un tiempo y entró en una fase depresiva, que buscó combatir con drogas.

Quien la introdujo en el mundo de las drogas fue el músico Rick James, al que conoció luego de otra difícil relación sentimental con el cantante australiano Rick Springfield, diez años mayor que ella. Axel Kuschevatzky, periodista especializado en cine, dice que a Blair le tocó justo una época en la que lo que reinaba en Hollywood eran los excesos. "Otros, con más edad que ella, pudieron sobrevivir artísticamente a eso; pero ella era demasiado chica y no lo pudo manejar", explica el especialista, que conversó con Linda en 2010.

Linda Blair, como Regan MacNeil, en El exorcista
Linda Blair, como Regan MacNeil, en El exorcista

Lo cierto es que la combinación entre depresión, pérdida de rumbo y drogas no terminó bien. En 1977, fue detenida por tráfico de cocaína y anfetaminas, y, aunque se le concedió la libertad condicional a cambio de someterse a rehabilitación y prestar servicios sociales, se fue deteriorando poco a poco hasta terminar internada en un psiquiátrico.

Aunque hizo algunas otras películas y participó en series, la mayoría de sus trabajos pasaron sin pena ni gloria o directamente fueron considerados un fracaso. En solo cinco años, la carrera y la vida de Linda Blair se hicieron pedazos, algo que muchos supersticiosos pronto atribuyeron a "la maldición de El exorcista".

* Si querés ver la columna en vivo, sintonizá los viernes a las 23 Lo que el día se llevó (martes a viernes), por LN+: 715 y 1715 de DirecTV, Cablevisión 19 Digital y analógico/ 618 HD y Flow, Telecentro 705 Digital, TDA 25.3, Telered 18 digital y servicio básico y Antina 6 digital.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.