Las automotrices de Alemania apuestan fuerte fuera de Europa