Las automotrices europeas pierden tracción