Las cartas argentinas para seducir inversores

Nicolás Dujovne
Nicolás Dujovne Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk / LA NACION
Equilibrio fiscal, corrección en las distorsiones y mayor competitividad son los argumentos de Dujovne
(0)
22 de julio de 2019  

Equilibrio fiscal, corrección en la distorsión de precios e impulso a la competitividad. Esos son los tres argumentos que utiliza el Ministerio de Hacienda para atraer a los inversores, según la última actualización que hizo Nicolás Dujovne para utilizar en sus reuniones con los hombres de negocios.

En un año marcado por la contienda electoral, y cuando falta menos de un mes para las PASO, desde la cartera que maneja Dujovne hicieron circular entre inversores un documento con gráficos para enumerar los logros de la política económica del Gobierno según la mirada oficial. Este tipo de documentos son confeccionados de forma periódica (bimestral o trimestralmente) por Hacienda y están destinados a inversores en general.

"A veces, los presentamos nosotros, y otras veces se acercan ellos. Hay buen feedback con los inversores, porque confían en el presidente Mauricio Macri y en lo que está haciendo en la economía argentina", explicaron fuentes del ministerio a LA NACION con respecto a la relación con los dueños del dinero.

Sin mencionar políticas a futuro, reformas estructurales ni el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno expone números fiscales, cuentas públicas y datos estadísticos de la Argentina.

Estas son las explicaciones del Gobierno para demostrar sus logros financieros y monetarios:

Cuentas públicas equilibradas: en 2019 habrá equilibrio fiscal primario, meta que no se alcanzaba desde hacía 10 años.

Los ingresos crecen por encima de los gastos. El déficit fiscal primario está cayendo debido a que desde hace 19 meses el Gobierno está reduciendo el gasto real (-12% interanual en junio de 2019).

Los gastos primarios cayeron durante toda la administración de Mauricio Macri, según el documento. A su vez, indica que el reordenamiento no se logró a costa de las finanzas provinciales, que, por el contrario, son superavitarias. Mientras en 2015 seis jurisdicciones tenían superávit financiero en sus cuentas públicas, en 2018 ese número aumentó a 11.

Corrección de distorsión de precios: desde abril y mayo de este año hay una menor volatilidad en el tipo de cambio y la base monetaria está controlada.

Además, la reducción de subsidios (particularmente los de la energía) permitió recuperar el superávit energético, disminuir la distorsión de precios relativos y fomentar la industria y las exportaciones. El sector externo acumula nueve meses consecutivos de superávit comercial (que contribuye a la reducción en el déficit de la cuenta corriente para 2019).

Impulso a la competitividad sistémica: se modernizó el marco regulatorio (para canalizar el ahorro a la inversión productiva), y las obras públicas se focalizaron en aumentar la productividad y la competitividad del país (en particular, en el área de transportes). A su vez, las exportaciones de gas natural comenzaron a despegar a partir de diciembre pasado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.