Las pymes de EE.UU. se vuelven una fuerza exportadora clave