Luz y gas. Prohibirán los cortes del servicio por falta de pago por la cuarentena

La medida surgió del equipo de Presidencia y todavía no se conocen detalles del alcance de la normativa, que saldría mañana
La medida surgió del equipo de Presidencia y todavía no se conocen detalles del alcance de la normativa, que saldría mañana Fuente: Archivo
Sofía Diamante
(0)
20 de marzo de 2020  • 20:39

El Gobierno se encamina a sacar mañana una resolución que prohíba a las distribuidoras de gas y luz cortar el servicio por la falta de pago, en el contexto del aislamiento social obligatorio.

La medida surgió del equipo de Presidencia y todavía no se conocen detalles de la normativa. En Francia y España, dos países que también entraron en cuarentena obligatoria, los gobiernos tomaron una resolución similar, pero solo alcanzaba a los consumidores vulnerables o en riesgo de exclusión social.

Según indicaron en España, la medida había contado con el respaldo de las empresas energéticas, que habían lanzado promociones para fraccionar o aplazar el pago para ciudadanos y pymes. En la Argentina, la medida tomó por sorpresa a las distribuidoras, que se enteraron por los medios.

Las situación en el país es distinta además porque las tarifas de luz y gas no se actualizan desde hace una año, en una economía con una inflación superior al 55%. Tampoco tendrán incrementos, por los menos hasta junio, como dice la ley de Solidaridad, que habilitó el congelamiento de tarifas.

"Esto es malo porque nadie paga, ni los que pueden, ni los que no. En algún momento el coronavirus pasará y será peor poner a tiro a toda la demanda. Demás está decir que daña toda la cadena de pagos y al mismo Estado inclusive porque el 24% de las facturas en promedio son impuestos. Ergo, también el Estado deja de percibir. Mejor hubiese sido proteger a los que tienen tarifa social o ampliar el programa, pero mantener en algo la cobrabilidad", indicaron en una distribuidora.

Las empresas ya habían expresado su preocupación por la forma en que los usuarios pagan las boletas, ya que al menos el 50% lo hace en efectivo. Y si las oficinas comerciales y las empresas de cobranza extrabancaria -como Pago Fácil y Rapi Pago- no están abiertas, los clientes no podrán cancelar sus servicios.

"Es esencial disponer de los recursos necesarios para la normal prestación del servicio, lo que implica sostener el nivel de recaudación con el fin de contar con el capital de trabajo para atender la demanda del momento. Los usuarios del servicio aportan los recursos que hacen posible el correcto suministro eléctrico y, al mismo tiempo, a través de los impuestos incluidos en las facturas, contribuyen con el Estado a solventar parte de las medidas necesarias para atravesar la grave situación de emergencia", dijo la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica (Adeera), en un comunicado.

En Edesur, por ejemplo, señalaron que el 70% de sus usuarios paga la factura de electricidad de forma presencial en oficinas comerciales o en las empresas de cobranza. "Todavía la conducta promedio del argentino es pagar en efectivo y quedarse con la factura sellada. El tema con la cuarentena es que si la gente no sale de la casa, no paga las boletas", indicaron.

En las empresas de distribución de gas sucede lo mismo. Camuzzi indicó que solo el 40% de sus clientes cancela las tarifas de forma remota en distintas plataformas, como oficina virtual, débito o crédito automático, Pago mis cuentas y home banking .

En Naturgy, por su parte, coinciden en que un poco más del 50% de los usuarios paga las facturas en las sucursales. "Se está lanzando una campaña fuerte para que los sectores no bancarizados puedan hacer el pago a través de billeteras virtuales", comentaron.

Al igual que en el resto de la economía que quedó paralizada, el problema mayor con el retraso del pago de las tarifas es que el aumento de la morosidad también afecta la recaudación del fisco.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.