Maquinita: en abril, los giros del Banco Central al Tesoro fueron récord

El Central, el financista preferido de los gobierno, trabajó a destajo en abril para asistir al fisco.
El Central, el financista preferido de los gobierno, trabajó a destajo en abril para asistir al fisco. Fuente: Reuters - Crédito: Martín Acosta
Javier Blanco
(0)
6 de mayo de 2020  • 13:53

Como se preveía, la "maquinita" trabajó a destajo en abril y provocó que este mes pase a ser el de mayor asistencia monetaria al Tesoro Nacional desde que se tiene registro, todo un dato si se tiene en cuenta que la monetización del déficit fiscal tiene muy larga historia.

Con ingresos en fuerte baja producto del impacto que la cuarentena tuvo en la actividad económica, y acceso vedado al crédito externo y muy limitado al local (sólo lo muy regulados o los cautivos -otros entes públicos- muestran predisposición a prestarle), al Gobierno no le quedó otra que recurrir a la impresión sostenida de pesos y su prestamista predilecto para todo servicio: el Banco Central (BCRA).

Y vaya si lo hizo: entre adelantos transitorios (préstamos) y transferencias de utilidades (giro de ganancias que sólo son contables en realidad) la entidad que conduce Miguel Pesce asistió al Tesoro por $310.000 millones en abril, una cifra sin precedentes para un mes.

De este modo, ya le giró un total de $543.000 millones en lo que va del año, cifra equivalente a 5 puntos del Producto Bruto Interno (PBI) o $711.000 millones desde que asumió la administración Fernández, repartido en partes similares entre esos dos canales de asistencia.

"Hay y va a haber una emisión monetaria enorme, es la única forma que el Gobierno tiene hoy para financiar todo. El problema es que va a ser difícil de absorber por el BCRA a menos que suba la tasa de interés, lo que no creo sea la idea" advirtió hoy en una entrevista radial el economista Fausto Spotorno, de Orlando Ferreres & Asociados.

Según las proyecciones que hizo públicas ayer el Ministerio de Economía (proyectó que este año una asistencia equivalente al 3,1% del PBI sólo para cubrir déficit primario, indicando que intentaría cubrir la totalidad de ese rojo sólo con emisión) los envíos debieran crecer hasta totalizar algo más de $900.000 millones en el año.

Pero las estimaciones privadas ubican ese bache entre 4,5 y 6 del PBI, lo que lo llevaría a necesitar otras fuentes, lo que explica que el Gobierno trabaje en un plan para conseguir financiamiento vía bonos de los bancos locales, un plan que se anunciaría en las próximas semanas, una vez haya mayor visibilidad sobre el destino que tuvieron las gestiones con los acreedores externos. Incluso se especula que lo anunciaría el presidente Fernández, junto a un programa de créditos oficiales para empresas que se acojan a beneficios de una ley de "compre nacional" y un plan de obras públicas y de infraestructura, en un acto oficial el 25 de Mayo.

La brecha creciente entre la estimación oficial de déficit y la de los privados hace que los analistas intenten descifrar supuestos de financiamiento, en especial, tomando en cuenta que al BCRA ya no le margen para aumentar todavía más el financiamiento al Tesoro vía Adelantos Transitorios (AT). "El tope está determinado por el equivalente al 12% de la base monetaria y el 20% de los ingresos corrientes del Sector Público Nacional (SPNF), actualmente afectados por los efectos de la cuarentena sobre la recaudación y hoy ya el stock de AT asciende a $1.165.000 millones en línea con el límite dispuesto", explican desde la consultora LCG.

"Sin mediar cambios en la Carta Orgánica del BCRA al estilo de lo que ocurrió en 2012 cuando se amplió el margen disponible al considerar el 20% de los ingresos corrientes del SPNF en lugar del 10%, el Tesoro sólo podrá contar con el financiamiento derivado de la transferencia de utilidades", acotan.

El economista y consultor Fernando Marrul viene sosteniendo que la asistencia del BCRA en adelante provendrá del giro de las ganancias del balance 2019, aunque aún no esté cerrado y aprobado. El giro de $100.000 millones de hace una semana y que el 73% del financiamiento provisto en abril haya tenido ese origen confirman sus predicciones de fin de marzo.

Ese recurso se engrosó cuando, a comienzos de año, el BCRA cambió el modo de valuación de las Letras Intransferibles que el Gobierno le colocó para tomar reservas destinadas al pago de deuda en dólares (pasaron de ser anotadas según su valor mercado a valor técnico) "generó" un resultado contable de $1.100.000 millones y le abrió al ente monetario la posibilidad de podrá girarle al Tesoro (su propietario) hasta $1.600.000 millones, calculan en LCG. "$310.000 millones ya fueron girados con lo que el margen disponible asciende a $ 1,3 Billones o 4% PBI, lo que alcanzaría para cubrir el gap financiero que dejará el Covid-19", estiman.

Marrul, contradiciendo aquella poética sentencia de Virgilio Expósito, sostiene que lo que debe importar es "el después". "Los motivos de la emisión parecen justificados. Pero cuando la actividad encuentre el piso el BCRA deberá encontrar la forma de retirar esos pesos si no quiere incrementar el problema inflacionario, lo que sería un riesgo con el gobierno volviendo a emitir deuda en pesos indexados", advierte.

"Había un programa antes de la pandemia para intentar bajar la inflación, pero murió con ella.Si no se le presta atención, la Argentina se encamina a tener aún más inflación", coincidió en alertar días atrás el economista Carlos Melconian.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.