Fin de fiesta: subastas & negocios. El arte de invertir: un valor refugio que corrige sus excesos