Optimismo ante el avance de las conversaciones con el Fondo

El embajador argentino en Washington, José Octavio Bordón, consideró como un "dato positivo" que la Argentina no haya sido un tema central del encuentro
(0)
26 de septiembre de 2005  • 16:14

El embajador argentino en Washington, José Octavio Bordón, señaló hoy como "un dato positivo" que la problemática de la Argentina -más allá de los "muchos problemas sociales" que presenta el país- haya dejado de ser un tema central de debate en la última Asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esto se debe a que la Argentina logró "salir de la turbulencia y la crisis que vivió durante cuatro años" dijo el diplomático argentino que acompañó al ministro de Economía, Roberto Lavagna y al titular del Banco Central a la Asamblea del organismo que tuvo lugar en Washington.

El nuevo acuerdo con el FMI. Respecto a la decisión argentina de encarar -en un plazo no preciso- las negociaciones con el FMI en favor de un nuevo acuerdo (que cobraron fuerza el sábado durante el encuentro) distintos economistas opinaron hoy que se trata de una "decisión financiera" del país que seguramente se adoptará después de las elecciones de octubre.

El ex titular del Banco Central y actual director del Banco Central, Mario Blejer, de Inglaterra señaló que la Argentina consideró que se trata de "una decisión puramente financiera" para renovar vencimientos "con un costo bajo" dado que el país "está en condiciones de continuar con el calendario de pagos sin necesidad de tener un acuerdo".

Blejer, en diálogo con radio América, insistió en que "un acuerdo con el Fondo en términos de credibilidad le daría poco a la Argentina, lo que sí le daría una mejora probable es en las condiciones financieras".

Después de octubre . Por su parte, el economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), Daniel Artana, opinó que la renovación del acuerdo debe ser observada "políticamente".

"El gobierno va a tratar de arreglar después de las elecciones lo antes posible, porque después se vienen encima años con muchos vencimientos como es el 2007, que en la Argentina es un año electoral", opinó.

Reelección . Artana, a partir de una lectura política, sostuvo que "si uno descuenta que el presidente Néstor Kirchner va a tratar de ir por su reelección, el 2007 no es el mejor año para discutir con el Fondo, así que me da la sensación que habrá que arreglar en la primera parte del 2006".

"Hubo contactos, reuniones, y ahí la Argentina va a ver cuánto compromete en el resultado fiscal primario y cómo resuelve el problema de los acreedores que no aceptaron el canje y el tema de las empresas de servicios públicos", dijo el economista de FIEL en diálogo con radio 10.

Agencias DyN y Télam

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?